Actos en homenaje a Mariano Ferreyra, a los diez años del asesinato

Este 20 de octubre se cumplen diez años del asesinato de Mariano Ferreyra, un militante del Partido Obrero (PO), en el barrio porteño de Barracas. Ferreyra, que luchaba contra la tercerización en los ferrocarriles, fue asesinado por una patota que respondía al entonces secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza. Por ese motivo, este martes habrá varios homenajes.

Al mediodía, el Partido Obrero organizó un acto en las calles Luján y Perdriel, lugar del trágico hecho. El acto tendrá como oradora de cierre a la diputada Romina del Plá, dirigente del PO. 

Por su parte, a las 13 horas, la Tendencia del Partido Obrero realizará su propio homenaje a Ferreyra en la Estación de ferrocarril Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, en Avellaneda. Trabajadores ferroviarios colocarán una placa en ese lugar. 

Jorge Altamira, histórico dirigente del PO, destacó que “el crimen de nuestro compañero conmovió al país y puso al descubierto el entramado político y económico que unía a empresarios, a la burocracia sindical y al propio Estado. El crimen de Mariano fue contra la clase obrera, porque arremetió contra uno de sus hijos, también trabajador, estudiante y militante de la causa de los trabajadores y el socialismo”.

Ferreyra, quien tenía 23 años, fue asesinado de un balazo el 20 de octubre de 2010, durante una protesta de trabajadores tercerizados del ferrocarril que reclamaban su incorporación a planta permanente. La patota emboscó a la columna del PO que se manifestaba en las vías de la línea Roca y la siguió hasta la esquina de Barracas donde mataron al joven.