Ya son cinco los casos de Covid en escuelas porteñas, entre ellos una persona que tomaba la fiebre al ingreso

Ya son cinco los casos de coronavirus confirmados en las escuelas públicas porteñas desde que comenzaron las aperturas para estudiantes de séptimo grado de primaria y de quinto año del secundario.  Cuatro de los cinco positivos son de escuelas técnicas, las primeras que reabrieron. El otro, que trascendió ayer, es la casera de la primaria Octavio Pico de Bajo Flores.

Los cuatro casos de las técnicas, según describieron en UTE-Ctera, se reparten del siguiente modo. Uno es de la Escuela 15 y tres de la 14. Ambas están ubicadas en la zona sur de la Ciudad, en Barracas.

En la “Libertad” (la 14) la situación tiene un dato que la vuelve más grave. La apertura fue el martes 20 de octubre. Ese día, una de las ordenanzas de la institución trabajaba tomando la fiebre al ingreso. Dos días después, el jueves 23, el Gobierno de la Ciudad fue a realizar los hisopados y entre los tres positivos de la escuela estaba la ordenanza. Por eso es que hay un gran temor por la aparición de más casos en esa escuela.

“Las aperturas van a incrementar estos contagios porque hay mayor circulación”.

Cristina Rubio, secretaria de escuelas técnicas de UTE-Ctera

La secretaria de Escuelas Técnicas de UTE-Ctera, Cristina Rubio, habló con Diario Z. “Las aperturas van a incrementar estos contagios porque hay mayor circulación. Las ordenanzas nunca dejaron de ir a las escuelas porque asistían cada 15 días para ayudar con el reparto de alimentos. El tema es que ahora tienen que ir todos los días. Lo mismo ocurre con los auxiliares, los maestros, y autoridades. El aumento de la circulación trae más casos”.

Rubio destacó que durante todo el proceso pandémico, de marzo hasta ahora, el Gobierno porteño no testeaba en las escuelas, a diferencia de lo que pasaba con los trabajadores de salud o las fuerzas de seguridad. “Recién ahora empezó a hacerse de modo rutinario. Antes, como íbamos cada 15 días y eran grupos pequeños para repartir los bolsones de comida, no se hacían testeos”.

La dirigente sindical cuestionó las reaperturas y remarcó: “No aceptamos que se diga que estamos volviendo porque nosotros nunca nos fuimos.  Dimos clases virtuales y además íbamos a las escuelas para el reparto de los insumos básicos”.