La ocupación de camas de terapia intensiva en la Ciudad está en su nivel más bajo en dos meses

La ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público de la Ciudad de Buenos Aires está en su nivel más de bajo de los últimos dos meses. Se ubica en un 34%. La cifra surge de los datos publicados por el Gobierno porteño que ilustran la situación del jueves 29 de octubre. Este fue y es uno de los indicadores clave para medir la evolución de la pandemia y la posibilidad de colapso del sistema sanitario.     

Un punto de partida para analizar la evolución del uso de las UTI son los números publicados por el Ejecutivo capitalino el 31 de agosto, hace poco menos de 60 días. En ese informe la ocupación de camas para pacientes graves era del 62%. Fue uno de los momentos más álgidos en cantidad de pacientes con necesidad de estos cuidados. El número de positivos de Covid de ese día fue de 1433. Es alrededor de un 300% más que ayer, en el que hubo 480 nuevos positivos.

El 31 de agosto la ocupación de camas UTI era del 62 por ciento. Este jueves 29 de octubre esa cifra se ubicaba en 34 por ciento.

Datos del Gobierno de la Ciudad.

Durante todo septiembre el promedio de ocupación fue descendiendo. Por eso al mirar las cifras de hace un mes, el 30 de septiembre, el uso de camas UTI reflejaba el descenso de la curva de la pandemia en Capital Federal. El informe indica que el 50% de las 450 plazas que el sistema público porteño designo para pacientes graves de Covid se estaban usando. La cifra de nuevos positivos en esa fecha también muestra el retroceso respecto de finales de agosto. Hubo 897. El porcentaje de ocupación de UTI siguió en una tendencia descendiente durante todo el mes de octubre hasta llegar al 34 por ciento que se difundió hoy.

Lo que sigue creciendo es la tasa de letalidad. Es decir la cantidad de fallecidos en relación al índice de positivos acumulados. El informe del 29 de octubre la ubica en 3,48%, con un total de 5.095 muertos sobre 146.477 positivos acumulados. El 31 de agosto ese porcentaje estaba en 2,44 por ciento. Y el 30 de septiembre ya había subido a 2,86.    

Las razones de este fenómeno se las explicó a Diario Z Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano, miembro y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (Saadi). “En buena medida se explica porque los fallecidos de este momento son los que se infectaron en los picos anteriores. No es una cifra en la que se refleje la evolución actual sino la de semanas atrás”.