La Legislatura porteña avanza en la regulación del cannabis medicinal

La Legislatura porteña dio este miércoles 4 de noviembre el primer paso para regular el cannabis medicinal en la Ciudad de Buenos Aires. El plenario de comisiones de Salud y  Presupuesto brindó dictamen favorable al proyecto de ley que crea el “marco regulatorio para el uso informado y seguro del cannabis medicinal”. La iniciativa fue consensuada entre los principales bloques políticos y podría ser aprobada antes de fin de año.

“La regulación del cannabis para garantizar el derecho a la salud es una necesidad, también proteger a las familias que cultivan su propia medicina”, dijo el diputado Leandro Halperín, de UCR-Evolución, principal impulsor de la ley. El diputado sostuvo que muchas familias que cultivan para uso médico “todavía son criminalizadas”. “El Estado puede ofrecerles una mejor cara que mandarles la policía. Eso es lo que estamos proponiendo hoy. Estamos produciendo un cambio cultural importante en la Ciudad. Y  este cambio va a irradiar al resto del país favorablemente”.

“Estamos produciendo un cambio cultural importante en la Ciudad. Esto va a irradiar al resto del país favorablemente”.

Leandro Halperín, legislador porteño de UCR-Evolución.

El texto que logró dictamen fue consensuado tomando dos iniciativas. Una era la de Halperín y la otra de la legisladora del Frente de Todos María Rosa Muiños.

A su turno, Muiños destacó que el acuerdo. Luego agregó que de ese consenso también fueron parte las organizaciones de la sociedad civil. “Presentamos a la Legislatura una necesidad que estaba latente. Muchos de nosotros conocimos esta problemática de la salud, y sus posibles soluciones, a través de la lucha de un montón de mujeres que buscaban una mejor vida para sus hijos”.

“Estamos priorizando por sobre la discusión político-partidaria la ampliación de derechos”.

María Rosa Muiños, legisladora porteña del Frente de Todos.

“Este es un primer gran paso-agregó Muiños-. Estamos priorizando por sobre la discusión político-partidaria la ampliación de derechos. Es muy satisfactorio en este año tan crítico avanzar en temas tan delicados”.

En uno de sus artículos centrales la norma autoriza el cultivo personal. Es para “pacientes, sus tutores, curadores o representantes legales, en las cantidades y formas que determine la legislación vigente”. Y en otro ítem prevé un acompañamiento del Estado a quienes lo realicen. También plantea que la Ciudad deberá promover la investigación en universidades y hospitales públicos.

La aprobación podría ocurrir el jueves 12 de noviembre, según la agenda parlamentaria.