El Observatorio Gente en Movimiento, que coordina Marziotta, detectó que el 44 por ciento de los porteños se iría de la Ciudad

La inseguridad en la Ciudad de Buenos Aires crece y este flagelo no es captado por las estadísticas oficiales. El 81% de los porteños prefiere no ir de noche a un parque porque se sienten inseguros. Así lo revela la sexta edición del Índice de Calidad de Vida durante la crisis del COVID-19, presentado por el Observatorio Gente en Movimiento, que coordina la periodista y diputada nacional por el Frente de Todos, Gisela Marziotta.

Las comunas 3 y 5 tienen solo entre 20 o 40 cm de espacios verdes por habitante. La 1 y la 8 tienen 18 y 14 m2, respectivamente.

De acuerdo con la investigación, 1 de cada 2 porteños sostiene que la inseguridad ha empeorado en los últimos 3 meses, un problema que representa un impedimento para el disfrute en los espacios verdes.

Así, con el tema de los espacios verdes se observan múltiples aristas: son pocos, están concentrados en ciertas zonas y los habitantes de la ciudad los usan solo en ciertos momentos.

La OMS recomienda 9 m2 por habitante. En la Ciudad, si no se cuentan plazoletas y canteros, solo hay 4,9 m2.

Conforme con el último relevamiento del Observatorio, el 47% de los vecinos de la Ciudad consideran insuficientes los espacios verdes de su barrio. Esta carencia es aún más fuerte en la zona centro, donde el 58% de sus vecinos los consideran insuficientes.

Mientras la Organización Mundial de la Salud recomienda 9 m2 de espacios verdes por habitante, la Ciudad tiene tan solo 6. Las estimaciones que eliminan a canteros, plazoletas y otros lugares no aptos para el ocio calculan que la Ciudad tiene solamente 4,9 m2 de espacios verdes por habitante.

La cantidad tampoco está correctamente distribuida. En la Ciudad conviven comunas con tan solo 20 o 40 cm de espacios verdes por habitante, como la 3 y 5, mientras otras como la 1 y la 8 tienen 18 y 14 m2 por habitante, respectivamente.

No obstante, pese a que terrenos podrían ser transformados en parques y espacios verdes, en los últimos 12 años se vendieron 473 hectáreas de terrenos públicos. Aquí resuena el dato acerca de que  53% de los porteños está en contra de la venta de los terrenos de Costa Salguero y el 34% no sabe o no estaba al tanto de la situación.

El 44 por ciento de los porteños dejaría de vivir en la Ciudad porque empeoró la calidad de vida. Entre los jóvenes, el índice sube a 56 por ciento.

El estudio incluye otros indicadores como, por ejemplo, que 44% se irían de la Ciudad. Además, 45% de los porteños sostiene que, en términos generales, la calidad de vida en la Ciudad de Buenos Aires empeoró con respecto al año pasado. Tan solo un 12% sostiene que mejoró.

Más aún, los jóvenes están más disconformes con la calidad de vida en la Ciudad. Mientras que entre los mayores de 55 años el 33% sostiene que la calidad de vida empeoró con respecto al año pasado, entre los jóvenes de 16 a 35 años este guarismo asciende al 56%.

Los porteños consideran que las fuerzas policiales no están bien entrenadas para el uso de las Taser.

Finalmente, el Observatorio a cargo de la diputada Gisela Marziotta concluye que el 54% de los porteños afirma que la inseguridad empeoró en los últimos 3 meses y que hay que dar respuesta. Pero, al mismo tiempo, los porteños consideran que las fuerzas policiales no están bien entrenadas para el uso de las Taser, por lo que recomiendan poner el foco en la necesidad de un mayor entrenamiento que implica, entre otras cosas, la responsabilidad del funcionario policial que las usa y el escenario en el que lo hace.

Es de esta manera como se podrían evitar situaciones como la ocurrida en Villa Lugano, donde un oficial de la ciudad abrió fuego dentro un colectivo para evitar un robo y uno de los disparos atravesó el vidrio del transporte.