Por unanimidad, la Legislatura porteña adhirió a la ley nacional para el uso medicinal del cannabis

Unas horas después de que el Gobierno Nacional reglamentó por decreto el uso del cannabis medicinal, la Legislatura porteña votó la adhesión a la ley nacional 27.350. La norma se había aprobado en 2017 y justamente legalizaba la utilización del cannabis y el autocultivo con fines terapéuticos. El parlamento capitalino sancionó la adhesión en la sesión ordinaria de este jueves 12 de noviembre por unanimidad. La iniciativa fija un marco regulatorio para “el acceso informado y seguro, la investigación, el uso científico y la producción pública del cannabis y sus derivados como recurso terapéutico en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”.

“Nuestro Gobierno Nacional avanzó ayer a través del Decreto 833/ 2020 en una nueva reglamentación que amplía derechos de la Ley 27.350. Se ha mejorado y dado una normativa de avanzada que, en consonancia con la adhesión de la Ciudad, va a garantizar el acceso efectivo a tratamientos de salud para las personas que lo necesiten”, dijo la legisladora del Frente de Todos, María Rosa Muiños, durante el debate. Muiños fue una de las principales impulsoras de la ley que se aprobó unanimidad en la Legislatura porteña.

“Esta norma local  fue de consenso. Da respuestas concretas a una necesidad que está latente en la sociedad, en muchas familias, en la lucha de organizaciones y de madres que tratan de darle una mejor vida a sus hijos, que padecen enfermedades tratables con cannabis”, agregó Muiños.

La iniciativa también fue impulsada por los legisladores de otros bloques. Por ejemplo: desde UCR-Evolución acompañaron Leandro Halperín y Juan Nosiglia; y por Vamos Juntos Martín Ocampo.

“Celebramos este logro. Es fruto de la lucha de miles de familias para mejorar su calidad de vida. Derribamos prejuicios dándole a la ciencia el lugar que merece. Construimos consensos. El cannabis medicinal es ley en la Ciudad. Es un derecho en toda la Argentina”, destacó Halperín en su cuenta de twitter.

La normativa dispone que el Ministerio de Salud porteño promoverá “la investigación y capacitación de la siembra, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación”. También  impulsará “estudios e investigaciones clínicas para profundizar conocimientos y crear nuevos saberes”. Esto deberá contar con la participación de asociaciones civiles, entes estatales como hospitales públicos y universidades, y la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

También se creará el “Consejo Asesor de Políticas relacionadas al Cannabis”. Estará conformado por representantes de asociaciones civiles especializadas, representantes de los usuarios, profesionales e investigadores de universidades.