En Boedo piden “consulta sectorizada” por el proyecto de estadio de San Lorenzo

Vecinos del barrio porteño de Boedo entregaron ayer miércoles un petitorio al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el que pidieron una “consulta vecinal sectorizada”, circunscripta a un radio de 10 cuadras alrededor del predio sobre el que el club San Lorenzo de Almagro prevé la construcción de un microestadio y otro nuevo estadio para 42.000 espectadores.

El pedido va en el mismo sentido que la propuesta del legislador del GEN, Sergio Abrevaya, quien postuló un “proceso de conversación pública” en el que participen “todos los vecinos que demuestren habitar en viviendas comprendidas en un marco de 10 cuadras que rodean los terrenos” afectados al proyecto de San Lorenzo.

Según esta propuesta, “el Poder Ejecutivo no podrá aprobar u otorgar el permiso de obra para el predio sin tener a la vista y en consideración el resultado del proceso de conversación pública”.

Los vecinos autoconvocados marcharon desde el cruce de las avenidas San Juan y Boedo, en el barrio de Boedo, hasta la sede gubernamental de la calle Uspallata, donde un auto con un megáfono en el techo replicaba el mensaje: “No al estadio en avenida La Plata. Traerá pérdidas a nuestro patrimonio y el incremento de la inseguridad. Boedo necesita espacios verdes y seguir siendo un barrio tranquilo, sin un estadio en el medio de nuestras viviendas”.

En tanto, en el lugar de origen de la marcha, se concentraba otro grupo a favor de la construcción del estadio.