Qué dijo Acuña, la ministra que no quiere docentes pobres ni viejos

El 8 de noviembre, durante una charla por videoconferencia organizada por el diputado de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, se despachó sin filtro contra la actividad y la formación docente.

Una semana después, los fragmentos más polémicos de su exposición se viralizaron en las redes sociales, generando un rechazo masivo de la comunidad educativa. Aquí reproducimos el discurso completo:

La raíz de lo sobreideologizado y de la militancia política en las aulas está en la formación docente. La raíz está en cómo enseñamos qué es un docente, la raíz está en lo que se define como perfil de un docente en un instituto de formación docente. Por eso yo insisto en que la gran discusión tiene que ser cómo enseñamos a enseñar, porque un docente que aprende bien sabe que lo que tiene que hacer es enseñar a pensar, no decirles a los chicos qué pensar.”

Más allá de la raíz porque eso es largo plazo, tenemos que pensar cómo hacemos en el corto y mediano plazo. La única herramienta que hoy tenemos es la denuncia de las familias. La virtualidad lo que nos permitió como posibilidad es que las familias empiecen a mirar lo que pasaba con la educación de sus hijos. Porque hasta este momento lo que pasaba en el aula cuando el docente cierra la puerta queda entre los chicos y el docente. Entonces es difícil enterarte de qué es lo que efectivamente están haciendo.”

Si nosotros no tenemos denuncias concretas de las familias, es muy difícil que podamos intervenir. Yo lo entiendo porque también soy mamá de un niño de primaria cuyos docentes le bajan línea política todo el tiempo. Es difícil intervenir porque sos mamá, porque no querés perjudicar a tu hijo. Nos cuesta que hagan las denuncias formales para que nosotros podamos tomar intervención en el aula.”

Es uno de los grandes problemas y tiene que ver también, hablando de la raíz, con la formación y con el perfil de quienes eligen estudiar, que eligen militar en lugar de hacer docencia.”

La izquierda tomó una fuerza muy grande. El perfil de los estudiantes va teniendo un sesgo cada vez más claro. Esto es igual en todo el país y se refleja en las encuestas que hace el gobierno nacional. Son personas cada vez más grandes de edad que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras.”

Si uno mira por nivel socioeconómico, que no debiera ser un determinante, o en términos de capital cultural, al momento de aportar para el aula, la verdad es que son de los sectores más bajos socioeconómicos los que eligen estudiar la carrera docente.”

Cuando nos va mal en las pruebas de matemática en vez de mirar a los chicos por qué no aprenden, insisto, tenemos que mirar cómo estamos enseñando, quiénes enseñan y cómo aprenden a enseñar.”