Coronavirus en la Ciudad, entre el alivio por la baja de casos y el temor al rebrote

Hay una meseta levemente descendente ubicada en unos 400 nuevos positivos diarios de Covid-19. Las camas de terapia intensiva están en el nivel de ocupación más bajo de los últimos meses. Hay una situación de bajísimos casos en los barrios populares. Estos datos-relativamente auspicios- completan el cuadro de situación del coronavirus en la Ciudad con otro: el creciente temor al rebrote antes de que pueda comenzar a vacunarse.

El informe del Gobierno porteño con los últimos indicadores, los del 18 de noviembre, confirman estos contrastes. Hubo 376 nuevos positivos y 21 fallecidos. A esto hay que sumarle 274 recuperados.  

Sobre un total 450 camas de terapia intensiva destinadas a enfermos de Covid en el sistema pública se están utilizando 116. Es sólo el 25 por ciento.

Datos del último informe del Gobierno de la Ciudad sobre la situación del Covid-19.

El indicador que muestra de modo más nítido el cambio de tendencia que comenzó a fines de septiembre y se consolidó en octubre es la ocupación en terapia intensiva. Sobre un total 450 plazas destinadas a los enfermos de Covid en el sistema pública se están utilizando 116. Es decir que es sólo el 25 por ciento. Al mirar las cifras de agosto, por ejemplo,  este indicador estaba siempre por encima del 65 por ciento de ocupación.

La situación en los barrios populares hace tres meses que da siempre mejores indicadores que en el resto de la Ciudad. Luego de haber sido el epicentro de la epidemia, las villas porteñas tuvieron en la última jornada solo 8 nuevos positivos de Covid y ningún fallecido. Los estudios seroprevalencia realizados por Gobierno porteño arrojaron que en las villas se infectó alrededor del 50% de la población, mientras que el promedio de la Ciudad ronda el 14%.

“Si bajamos la guardia y creamos la falsa expectativa de que esta enfermedad se terminó nos puede volver a golpear”

Fernán Quirós, ministro de Salud porteño.

Es un cuadro que podría habilitar un relativo alivio. El riesgo de saturación del sistema sanitario por ahora quedó lejos. Sin embargo, y mirando lo que ocurre en Europa con la segunda oleada, el ministro de Salud de la Ciudad manifestó su preocupación por un posible rebrote. “Si bajamos la guardia y creamos la falsa expectativa de que esta enfermedad se terminó nos puede volver a golpear”, declaró Fernán Quirós en su último encuentro con los periodistas. “Hay que continuar con los cuidados básicos-remarcó-. Son el instrumento para evitar el rebrote”.