Museo de la Informática: cierra por falta de habilitación

No por no poder superar la pandemia. No por falta de actividades y trabajo. No por falta de dinero. No por falta de exposiciones… Cerramos porque el Gobierno de la Ciudad no nos da nuestra habilitación.

Así comienza el triste comunicado por el cual Carlos Chiodini, fundador y presidente de la Fundación Museo de la Informática, computadoras y accesorios tecnológicos anuncia el cierre del espacio.

El Museo abrió en 2013 y es el único en su tipo de la Ciudad.

Teníamos una autorización, arbitrariamente nos fue quitada, llevamos seis meses de trámites y nadie responde en ninguna oficina. Tuvimos que volver a pagar los impuestos y sellados, además de contratar al gestor que nos indicó el mismo personal del Gobierno de la Ciudad”, explicó Chiodini.

El Museo de Informática se inauguró en 2013 con un espacio ubicado en la calle Tucumán 810, más tarde se mudó a Marcelo T de Alvear 740, donde se presentó en 2016 una réplica de Clementina, la primera supercomputadora argentina.

Por el momento, el cierre afecta a la sala de exposiciones, dada la falta de respuestas de las autoridades para continuar con las actividades. El Museo guardará su catálogo en depósitos.

“Como siempre, mantuvimos los papeles en orden, pero no podemos abrir nuestras puertas sin habilitación, no se puede y no es correcto. Y no se puede seguir teniendo un Museo cerrado”, agregó Chiodini sobre el estado actual del Museo de Informática. Por este motivo, los administradores del espacio anunciaron el cierre del espacio para volver a la modalidad previa, cuando se realizaban las muestras en eventos itinerantes.

Interpelado a través de Twitter por la filósofa Dania Maffia, el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, dijo que recién se estaba enterando por esa vía y que se iba a ocupar del tema.