Una familia necesitó casi 50 mil pesos para no ser pobre en octubre

La fuerte suba de la inflación durante el mes de octubre tuvo su correlato en el aumento de la canasta básica. El dato difundido por el INDEC indica que para no ser pobre una familia tipo necesitó  49.912 pesos. Es un 5,7 por ciento más que durante el mes de septiembre.

Un tema clave es que el incremento en la canasta básica fue más elevado que la inflación. El crecimiento del Índice de Precios al Consumidor en  octubre fue el más alto del año. Alcanzó el 3,8 por ciento. Sin embargo, la canasta se incrementó casi dos puntos más. Esto se explica porque el núcleo de los aumentos estuvo en el rubro alimentos y bebidas, que tiene una incidencia mayor en el armado del monto necesario para que una familia no quede por debajo de la línea de pobreza.

Datos del Indec correspondientes al mes de Octubre

Justamente por el peso de alimentos y bebidas en el IPC general es que la canasta alimentaria, la que marca la línea de indigencia, tuvo un incremento aún mayor. Subió 6,6 por ciento en octubre respecto del mes anterior, casi un punto más que la canasta básica total. En este caso, una familia tipo necesitó 20.710 pesos para garantizar la ingesta de las calorías mínimas diarias.  

El informe indica que la variación anual, de octubre del año pasado al de 2020, fue de 40% para la canasta total y de 45 para la alimentaria.