Primer paso para que San Lorenzo recupere el predio que le quitó la dictadura y haga su nuevo estadio

Una decisión casi unánime. Hubo 57 votos a favor y una abstención en la Legislatura porteña para aprobar la rezonificación del predio del Club San Lorenzo, en Boedo. El predio en el que durante muchos años funcionó un supermercado acaba de dar su primer paso para que se pueda volver a construir allí un estadio y otras actividades.    

La decisión tiene entre otras cosas una fuerte carga histórica. Ese predio fue propiedad de San Lorenzo hasta que en 1979 la dictadura militar comandada en ese momento por Jorge Rafael Videla lo expropió. El encargado de ejecutar la decisión, en diciembre de ese año, fue el brigadier Osvaldo Cacciatore, intendente de la entonces Capital Federal.

La sanción de la norma fue festejada por la dirigencia del ciclón. Siguieron el debate legislativo en un salón contiguo al recinto de sesiones. Al mismo tiempo, un nutrido grupo de hinchas permanecía en las afueras de la Legislatura. Entre los referentes del club estuvieron el ministro de Turismo nacional, Matías Lammens, ex presidente de la entidad, y el conductor televisivo Marcelo Tinelli.  

La norma tuvo su primera sanción aunque no es la definitiva. Habrá una audiencia pública en las próximas semanas para que la ciudadanía exprese su opinión. Y luego un nuevo debate en el recinto para su aprobación final.

El nuevo Gasómetro tendría una capacidad para 45.000 espectadores y una altura máxima de 38 metros.

El proyecto del estadio de San Lorenzo.

La ley contempla una serie de cambios a la actual normativa urbana que rige en los terrenos de Avenida La Plata al 1600. Posibilita la construcción del nuevo estadio. Tendría una capacidad para 45.000 espectadores y una altura máxima de 38 metros.

El “plan maestro” diseñado por el club plantea la habilitación de una serie de instalaciones vinculadas a servicios sociales. Se propone construir una escuela primaria, una secundaria, una dependencia policial, una de bomberos, la posibilidad de instalar más comercios, un museo, un hotel y hasta un cine.

Durante la sesión, varios diputados resaltaron la importancia de la ley  como una “reparación histórica”.

“Esta Legislatura tiene la posibilidad de llevar adelante un acto de justicia. El club fue desalojado por la dictadura militar de su lugar en el mundo”, dijo el diputado del Frente de Todos, Leandro Santoro, hincha de San Lorenzo. “Hoy empezamos este camino que va a culminar cuando se apruebe en segunda lectura de la ley”.

Juan Francisco Nosiglia, de UCR-Evolución, sostuvo: “Acompañamos la necesidad de restituir las tierras donde San Lorenzo albergó su estadio durante décadas. Fue despojado en un proceso oscuro por la última dictadura militar”

Más allá del respaldo casi unánime de los parlamentarios capitalinos, hubo vecinos de la zona que en las últimas semanas se manifestaron en contra de la instalación del estadio. Pidieron que quienes vivan en 10 cuadras a la redonda del predio puedan participen de “un proceso de conversación pública”. Y que la rezonificación no pueda impulsarse sin su consenso.