Acuña explicó cómo calificarán a los alumnos y que las escuelas de verano darán apoyo escolar

Por Demián Verduga

La ministra de Educación, Soledad Acuña, brindó detalles sobre un plan de educación para el verano en Capital. Contó el modo de evaluación que se usará y las posibles clases de apoyo durante el las vacaciones. Consultados por Diario Z, los docentes que trabajan en el terreno dieron su punta de vista al respecto.  Durante varios días, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, había estado en el centro de la polémica por sus definiciones sobre los docentes. “Sabemos que el próximo inicio de clases va a ser más desafiante que nunca. Los chicos van a llevar casi 400 días sin rutina escolar. La escuela va a ser diferente”, señaló Acuña. Luego explicó el “plan para los próximos 100 días”. Los puntos centrales son los siguientes.

  • Las familias recibirán en diciembre un informe final de valoración pedagógica con una calificación. En secundaria los informes se entregarán el próximo 30 de noviembre y en el primario el  4 de diciembre.
  • Para los estudiantes que tienen que cambiar de ciclo  (séptimo grado y quinto año), entre el 9 y el 16 de diciembre se empleará la escala numérica clásica, acompañada del informe descriptivo.
  • Para el resto de los estudiantes de nivel primario y secundario se emplea la escala “en proceso”, “suficiente” y “avanzado”.
  • Suficiente y avanzado indican que se lograron los aprendizajes priorizados por lo que se aprueba. En “proceso” indica que no se lograron o no se ha sostenido la continuidad pedagógica.
  • Los estudiantes “en proceso” dispondrán de instancias de apoyo y recuperación durante el 2021. Una de esas instancias será la escuela de verano.

Cómo serán las escuelas de verano

Acuña dijo que la escuela de verano tiene “dos objetivos”: los chicos que quieran ir a la colonia de vacaciones (habitual, pero con protocolo) y también los que están “en proceso”.

“La Escuela de Verano comienza el 4 de enero y es hasta el 5 de febrero. Todos los años convocamos a un grupo de docentes para las actividades más lúdico recreativas de la colonia. Este año además vamos a convocar docentes específicos de las áreas de conocimiento para poder hacer estos refuerzos de contenido”, dijo la ministra.

El esquema para estas actividades es de tres días en la escuela y dos días en polideportivos. Una jornada simple de 3 horas y media, en los turnos mañana y tarde. Se organizarán grupos burbuja de 9 estudiantes y 1 docente. Habrá un seguimiento de la trayectoria de cada estudiante (un informe parcial  y uno informe final). Los equipos de conducción de las escuelas serán informados de este trabajo para lograr una mayor articulación y continuidad de los aprendizajes.

Para sala de 5 y primario se dispondrán de 116 sedes y en cada una habrá hasta 18 burbujas, nueve a la mañana y nueve a la tarde. Los grupos serán ordenados según edades: 5 a 8 años, 8 a 10 años y de 10 a 13 años.

Para el secundario habrá 15 sedes, una por comuna. La oferta estará organizada por ciclos y por áreas de conocimiento: ciencias exactas; comunicación y expresión; ciencias sociales y ciencias naturales. En cada sede habrá 16 burbujas (8 por turno). Se dará la posibilidad de transmitir las clases de modo virtual para los estudiantes que no puedan asistir de forma presencial.

 “La segunda parte de este plan tiene que ver con la convocatoria de un período extraordinario para un inicio anticipado de clases”, dijo Acuña. Y reiteró que deberían iniciarse el lunes 17 de febrero, dos semanas antes de lo habitual.

La mirada docente

Lorena Sokol es maestra de tercer grado en la escuela de Parque Patricios a la que asisten buena parte de los chicos de la villa 21-24.  “El intento de que asegurar la continuidad pedagógica para 2021 lo compartimos. Pero hay mucha improvisación con esto de la escuela de verano. Desde que reabrieron las escuelas con la modalidad de burbujas son muy pocos los pibes que volvieron. Es muy probable que en el verano ocurra lo mismo”, dijo Sokol.

Lugo agrego que en la zona sur “hay familias que recién están retomando cierta actividad laboral. No quieren correr el riesgo de que se les enferme un hijo y contagie al resto. No creo que los manden”.

“El punto es que las decisiones se tomen de manera consensuada y no como ahora. Nada se habló con los docentes ni con los padres”.  

Lorena Sokol, maestra de tercer grado.

Lorena sostuvo que para el año que viene hay varios escenarios distintos. “Por supuesto que preferimos la presencialidad, si es segura. Este año trabajamos más que nunca. Nos hicimos cargo de un  montón de problemas de los pibes. Desde llevarles tarjeta para el celular hasta los bolsones de comida”.

Respecto de los panoramas posibles, la docente sostuvo: “Si hay vacunación masiva la situación cambia mucho. Ahora, si no la hay, nosotros hemos propuesto un esquema de tres veces por semana. Pensar alternativas. El punto es que se haga de manera consensuada y no como ahora, donde nada se habló con los docentes ni con los padres”.  

“Si un estudiante no aprueba siete materias el año que viene tiene que dar las 13 habituales más las 7 previas”.    

Patricia Rodríguez, profesora de historia de secundario.

En el caso del secundario hay otros cuestionamientos. Patricia Rodríguez es profesora de historia. “Este ciclo lectivo se hizo como una promoción de dos años, hasta el final del 2022.  Es para que nadie repita. Eso no está mal. El tema, por ejemplo, es que los que no aprueben las materias se las llevan previas. Si un estudiante no aprueba siete materias el año que viene tiene que dar las 13 habituales más las 7 previas”.    

La profesora señaló que, a diferencia del primario, no es habitual la escuela de verano en el secundario. “No queda claro quiénes van a dar las clases de apoyo.  En el secundario no hay colonia. No está claro cómo va a funcionar”. Ambas docentes coincidieron en señalar que, hasta ahora, son pocos los maestros que se han anotado para la escuela de verano. Porque “no está claro cuánto ni cómo les pagarán”.