En un tercio de los hogares porteños vive una sola persona y en la mitad hay una “jefa” mujer

¿Buenos Aires es una ciudad de la soledad en la que viven uno arriba del otro? ¿Es una ciudad “feminista friendly”?

Algunas cifras: en más de uno de cada tres hogares porteños vive una persona sola y siete de cada diez hogares son en un departamento. Además: casi la mitad tiene una  “jefe” mujer. Estas son algunas de las cifras arrojadas por el trabajo “Buenos Aires en números” que publicó la Dirección de Estadística y Censos porteña.

Uno de los datos más llamativos es el de la cantidad de personas que viven solas. No está medido por la cifra de población sino por cuántos hogares tienen un solo habitante. Son en total el 35,4 por ciento. Y en el otro extremo, los hogares numerosos, con cinco habitantes o más, representan  sólo el 7,8 por ciento. Hay un 43% considerado “nuclear completo”. Esta categoría se refiere a una pareja con o sin hijos. Y un 10% son “nuclear incompleto”, es decir, sobre todo los hogares de parejas separadas que aún tienen hijos que viven con ellos.

Uno arriba del otro: el 76 por ciento de los hogares porteños son en un departamento.

Datos de la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad.

En el rubro “jefe de hogar”, según el estudio, hay una importante paridad de género. Ese rol lo ocupa una mujer o un hombre reconocido en esa función por el resto de los miembros del hogar. El 52,3% dijo tener un “jefe” varón y un 47,3 una mujer.

La mayoría de los porteños vive “hacia arriba”. Hay un 76,1 por ciento de los hogares que son en un departamento, mientras que solo el 20,7 está  en una casa. El 3 restante son personas que viven en pensiones, hoteles, inquilinatos y conventillos.

En el 34,4 por ciento de los hogares porteños viven es inquilinos.

Datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.

Respecto a las condiciones de propiedad, más de la mitad ocupa una vivienda que es propia. Es exactamente el 53,4 por ciento. Los inquilinos representan algo más de un tercio, el 34,4. Y un 10 por ciento ocupa viviendas de “manera irregular”, asentamientos y casas tomadas.

Las chicas, más independientes

Otro de los rasgos que analiza en informe es cómo viven los jóvenes. Dentro de este grupo que el trabajo enmarca hasta los 25 años de edad hay un subgrupo de “los mayores” que va de 20 a los 24 años. Son personas entre las que están quienes terminaron el secundario y trabajan, estudian, o ambas cosas a la vez.

En este subgrupo, el 40% vive solo y el 60 aún habita en la casa de sus padres o en la de alguno de ellos. Entre los 4 de cada 10 jóvenes de 20 a 24 años que vive solo las mujeres son mayoría. Representan el 41% mientras los varones son el 39 por ciento.