Covid: Quirós dijo que planean vacunar a un millón de personas entre enero y febrero

Vacunar a toda la población vulnerable. El Gobierno de la Ciudad usaría los meses de enero y febrero para inmunizar a una buena cantidad de porteños. Por eso, según informó el ministro de Salud Fernán Quirós, se avanza en un “plan intensivo” para vacunar contra el coronavirus.

En la conferencia de prensa de esta mañana, el ministro detalló el plan de vacunación.

La expectativa de la Ciudad es que todo el proceso dure ocho semanas. Desde la cartera de Salud porteña le dijeron a Diario Z que los “grupos vulnerables” son los adultos mayores de 60 años, los trabajadores de salud, de seguridad y educación. Y que en total sumarían aproximadamente un millón de personas.  

“Estamos desarrollando el plan para poder vacunar a todas las personas vulnerables. La idea es que sea durante cuatro semanas y empezar con la segunda dosis a la quinta semana”, describió Quirós. Y destacó que en ese lapso de tiempo se podría “vacunar a la mayor parte de la gente que es vulnerable”.

Según fuentes del gobierno porteño, la población vulnerable alcanza un millón de personas entre mayores de 60 y personal del salud, educación y fuerzas de seguridad.

Estimaciones de fuentes del Ejecutivo.

Según el ministro, el objetivo es que estas personas se inmunicen “durante enero y febrero”. Y que para eso están trabajando en una propuesta que ya fue presentada ante el Ministerio de Salud nacional.

“La protección inmune de ese segmento es esencial para mitigar el daño que una potencial segunda ola podría provocar”, dijo Quirós, en su habitual conferencia de prensa matinal. “Sobre todo la mortalidad que podría provocar porque éstos son los grupos que más gravemente se enferman y fallecen”.

De todos modos, el ministro sostuvo que el inicio del plan de vacunación dependerá del resultado de los análisis de las vacunas que se encuentran en fase 3, la última antes de ser aprobada.

También se refirió a la posibilidad de un rebrote de coronavirus, como está sucediendo en Europa. Enfatizó en que “es probable o muy probable que ocurra sobre todo si no somos capaces de acordar pautas de cuidado”. Y aclaró que no es “inevitable” una segunda ola. Que depende de la “investigación, rastreo y testeo” que haga el gobierno porteño y del “esfuerzo de los ciudadanos”.