Rige el operativo de testeo a los turistas que ingresen a la Ciudad

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, dijo que el test de coronavirus que deberán realizarse las personas que ingresen a la Ciudad de Buenos Aires a partir de este martes consiste en una “muestra de saliva muy sencilla que dura menos de 10 minutos. Las personas no necesitan quedarse a esperar el resultado”.

Otro requisito para los turistas que arriben del interior y países limítrofes es la presentación de una declaración jurada, que podrá completarse online.

El funcionario señaló que según el modo de arribo -Terminal Dellepiane, en caso de que el ingreso sea en colectivo, o Aeropuerto de Ezeiza, en caso de que el ingreso sea en avión-, será cómo se realicen los test. En ambos casos “se chequea la declaración jurada, se toma la muestra de saliva y la persona puede ingresar a la Ciudad y hacer su vida con normalidad hasta tanto reciba el resultado”.

“Cuando esté el resultado, el gobierno se contacta con la persona que se hizo el test. Si es negativo, la comunicación será de manera automática a través de sms, mail o chat”

Quienes lleguen a la ciudad con otros medios deberán acercarse, dentro de las 24 horas, a alguno de los dos puntos de testeos dispuestos en el Centro de Convenciones y en el Edificio de la Munich (Costanera Sur).

Respecto a los arribos de vuelos, Miguel precisó que en Ezeiza va a haber un dispositivo que comenzará a regir a partir del 15 de diciembre. En el resto de los ingresos donde será a partir de este martes 8 de diciembre.

“Una vez que esté el resultado desde Ciudad se ponen en contacto con cada una de las personas que se efectuó el test. En el caso que sea un resultado negativo la comunicación va a ser de manera automática a través de sms, un mail o un sistema de chat solo para avisar que el resultado fue negativo”, detalló Miguel

En el caso de ser positivo la comunicación será telefónica para explicar “cuales son los pasos que hay que seguir, los cuidados que hay que tener y cómo llevar adelante el aislamiento que corresponda”.

“Tenemos un protocolo y un sistema de testeo por cada turista que entre a la ciudad”, enfatizó el jefe de Gabinete porteño.

En este punto, explicó que el protocolo se aplica a situaciones diferentes, por un lado los no residentes que permanezcan al menos un día y lleguen de más de 150 kilómetros y, por otro lado, aquellas personas que vivan en la Ciudad pero reingresen luego de 72 horas. Solo para los mayores de 12 años.