Hoy se debate el presupuesto porteño: reduce más de 70% la inversión en infraestructura escolar

Por Demián Verduga

Este jueves se debatirá en la Legislatura porteña el presupuesto 2021 enviado por el Gobierno de la Ciudad. El proyecto repite un rasgo que se viene dando año tras año desde que el PRO ganó la jefatura de la capital. Hay una nueva reducción de la participación de las áreas de educación, salud y cultura sobre la masa de recursos del Estado local. Este año esa rebaja tiene la excusa  de la reducción de la coparticipación que recibe la Ciudad, que ya aprobó el Congreso Nacional.

En el año 2007, cuando Mauricio Macri ganó la jefatura porteña, el presupuesto en educación representaba el 27% de la masa de recursos y el de salud un 26. En el proyecto para el año que viene, la partida para todo el sistema educativo implicará el 17% de los más de 612 mil millones de pesos previstos. Y la que se destinará para salud será del 15 por ciento. Estas cifras se acercan a una reducción del 50% de la participación en el presupuesto porteño de estas áreas desde 2007.

En 2007, cuando el PRO ganó la Ciudad, el presupuesto en educación equivalía al 29% de los gastos totales. Para el año 2021 esa proporción se redujo al 17 por ciento.

Datos del presupuesto enviado por el Gobierno porteño.

“El algo sistemático-le dijo el legislador del Frente de Todos Santiago Roberto a Diario Z-. Todos los años vienen recortando lo social. Ocurre con educación, salud, cultura. Y lo que se prioriza son los pagos de deuda pública y la partida que más crece es la de publicidad, que en 2021 será de 2500 millones”.

“Los recursos para infraestructura escolar caen en términos reales un 70 por ciento”, remarcó Roberto. “Para el IVC  (Instituto de la Vivienda) el recorte real es del 14 por ciento. Reducen lo social año tras año”.    

Según los datos brindados por el diputado, este año el monto para infraestructura escolar era de más de 3 mil millones. Para el 2021 se redujo a poco más de 1.600 millones. Esto implica, en las cifras brindadas por Roberto, un recorte nominal del 62% y uno real del 71.

“Lo que prioriza Larreta son los pagos de deuda pública y la partida que más crece es la de publicidad, que en 2021 será de 2500 millones”.

Santiago Roberto, legislador porteño del Frente de Todos.

El otro punto polémico de lo proyectado para los gastos del Estado local en 2021 es el incremento de impuestos sobre el consumo.  En ese punto se destaca el impuesto a los sellos sobre las tarjetas de crédito. En cifras concretas, implica que los consumidores tendrán que pagar un 1,22% sobre el total de lo que consuman con tarjeta.   

“Es un impuesto regresivo-destacó Roberto-. Va a producir el efecto contrario. Con este impuesto no se colabora con reactivar el consumo. Y si lo que hacen falta son recursos hay otras opciones. Una propuesta que hicimos nosotros es un impuesto al sector financiero. O recortar el 1% a todos los proveedores de la Ciudad, con lo que se recauda más que con este impuesto”.

Desde el oficialismo capitalino,  el legislador de Vamos Juntos Claudio Romero, que preside la comisión de presupuesto del parlamento local, remarcó: “Se puso en consideración un proyecto de un presupuesto de contingencia. Habrá un achique del gasto público y la creación de nuevos tributos para compensar los fondos que dejará de recibir la Ciudad por la coparticipación”.

Respecto de la evolución macro, la iniciativa se alinea con los parámetros nacionales. Prevé una inflación del 29 por ciento y un crecimiento económico del 5,5.