Especulación inmobiliaria: denuncian “modificaciones a medida” del Código Urbano a cambio de una plaza

Como suele ocurrir todos los años, la última sesión de la Legislatura porteña se aprovecha para aprobar proyectos que generan fuertes polémicas. Este jueves 10 de diciembre no será la excepción. Además del presupuesto para el 2021, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, apuesta a que se apruebe una modificación para dos grandes proyectos inmobiliarios, uno de ellos en Palermo y el otro en Villa Crespo.

En ambos casos se trata de iniciativas de las empresas Kilómetros S.A y Arkinver S.A, dueñas de los terrenos.  Los compraron al Estado Nacional durante la gestión del expresidente Mauricio Macri. El que está en Palermo fue venido por 33 millones de dólares en 2017, a través de la Agencia Administradora de Bienes del Estado (AABE). Está ubicado en el cuadrado formado por Avenida Dorrego y las calles Clay, Huergo y Arévalo. El otro está entre Fitz Roy, Vera, Ramírez de Velasco y las vías del tren San Martín, en Villa Crespo.

En el caso del primer predio, la propuesta de las empresas es que les permitan construir un edificio de 96 metros de plano límite y 11,6 metros de altura. La expectativa  es levantar  más de 46 mil metros cuadrados. Para esto hay que introducir una excepción en el Código de Planeamiento urbano.  

“Como contraprestación, los propietarios transfieren a la Ciudad el dominio de la parcela única de la Manzana 69B Sección 33 (que es parte del predio) que se afecta a urbanización parque, y en la cual se desarrollará un espacio verde público, parquizado y de acceso libre. Los privados tendrán a su cargo la elaboración y ejecución del proyecto de espacio verde”, dice la propuesta, que fue difundida por el Observatorio por el Derecho a la Ciudad.

Además, la empresas le darán a la Ciudad 2.5 millones de dólares.

Sobre el predio de Villa Crespo, vendido por el Estado Nacional también en 2017 por 13 millones de dólares, las constructoras piden poder edificar hasta 37 metros de altura. La normativa actual permite llegar hasta los 29,6.  La contraoferta, al igual que en el caso anterior, es ceder una parte del terreno a la Ciudad, algo más de 1200 metros cuadrados, y “parquizar”. La tarea estaría a cargo de las mismas empresas.

El director del Observatorio, Jonatan Baldiviezo, escribió en su twitter: “La legislatura prepara una navidad inmobiliaria. Propone convenios urbanísticos a medida y la actualización Código de Edificación a pedido de desarrolladores inmobiliarios”.