“Tapaboca y metro y medio es salvador”, dijo el ministro Quirós ante el aumento de casos

El ministro de Salud Fernán Quirós advirtió este miércoles que ya no hay una meseta en la curva de casos de coronavirus en la Ciudad y que tras una estabilización de dos semanas están aumentando los contagios que pasaron de un promedio de 300 a 420 reportados por día.

“Lo que se puede ver con toda claridad es que luego de un período de estabilización de dos semanas ha habido un aumento de casos”, aseguró el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien informó que la media móvil de los últimos siete días, es decir una medición que toma el promedio semanal de cada día, pasó de 300 casos diarios 420.

“Volvimos a lo que habíamos estado tres o cuatro semanas atrás que es una media móvil de 420 casos. Es evidente que ha habido un cambio de tendencia al cual tenemos que insistir en cómo lo vamos a enfrentar, en cómo lo vamos a mitigar”, sostuvo Quirós.

“Sabemos que por delante tenemos una segunda ola, ha evolucionado así en todo el mundo”, dijo, y señaló que “venga lo más tarde y sea lo más pequeña posible” depende del esfuerzo colectivo. Quirós agregó que esos datos reflejan “la dificultad que tenemos para seguir concentrados en todo detalle” de cuidados de prevención.

“Hemos pasado un año muy duro muy largo, el dolor, las pérdidas nos han desgastado emocional y físicamente, pero necesitamos hace un esfuerzo suplementario”, insistió el ministro y pidió reforzar las medidas durante los festejos de Navidad.

En ese sentido, aconsejo que lo ideal es que en las reuniones no haya más de dos “burbujas de personas”, es decir grupos de convivientes, y se sienten en mesas distintas separadas por un metro y medio de distancia. “Tapaboca y metro y medio es salvador”, sintetizó.

Durante la conferencia de prensa en la que el Gobierno porteño presenta su reporte sobre la situación del coronavirus en el distrito, el ministro de Salud afirmó que de cara a disminuir los efectos de una segunda ola de contagios, la Ciudad esta intensificando la investigación epidemiológica, el rastreo y testeo.

“Este aumento de casos de estos días parece representar la dificultad de mantener las medidas de cuidado”, insistió Quirós, quien insistió en que la investigación muestra que la mayor parte de los contagiados admite haber mantenido encuentros sociales sin el cuidado necesario.

El ministro dijo que esperan recibir unas 23.000 dosis para vacunar en primer lugar al personal de salud más afectado, que trabaja en terapia intensiva, en las guardias o en las ambulancias. Quirós informó que las vacunas que lleguen al país van a ser aplicadas en determinados grupos de acuerdo al orden de prioridad que fije el gobierno nacional. 

Además, el funcionario detalló: “Si fuera aprobada por la Anmat, y se distribuyera de manera apropiada, a la Ciudad nos tocarían 23 mil dosis y deberían aplicarlas a los grupos de mayor riesgo dentro de los trabajadores de salud, quienes trabajan en terapia intensiva, en las guardias externas atendiendo pacientes, quienes trabajan en ambulancias transportando personas Covid-19, y aquellos que trabajan manipulado muestras en el laboratorio”.