Jorge Aliaga

Aliaga: “Ya se sabe qué porcentaje de contagiados de Covid muere, según la edad y el sexo.”

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

Curva, pico, vacuna, rebrote, mutación. Y así, el 2020 empieza a irse dejando atrás un año difícil de olvidar y un horizonte neblinoso, cargado de incertidumbre y expectativa. La Argentina atravesó la primera ola de la pandemia de Covid-19 sin que su sistema de salud colapse, aunque con más muertos de los previstos, debido a la larga extensión de la curva de contagios.

Jorge Aliaga, físico, exdecano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y actual secretario de Planeamiento de la Universidad Nacional de Hurlingham, se ha dedicado desde el principio de la pandemia a analizar los datos y trazar proyecciones. Según explica a Diario Z, su análisis le marca que en realidad en la Ciudad de Buenos Aires hubo más contagiados de lo que se cree y que, a la larga, esto puede resultar un buen dato para evitar un rebrote virulento como el que se vive en Europa.

“Si tenemos razón y se contagió la mitad de los jóvenes, entonces no hay tanto margen en la Ciudad para que esto se descontrole.”

Para Aliaga, este es el momento para sentar las bases y preparar el terreno antes de que el coronavirus retome un alto ritmo de contagios: “Hay que aprovechar ahora, con la ayuda del clima que hace que la gente esté en lugares más aireados, para bajar los casos y llegar a ese momento con pocos casos, unos 500 por día a nivel país. Eso, sumado a toda la gente de riesgo vacunada, más todas las personas contagiadas que mantengan su inmunidad (algo que todavía no se sabe, ¿la gente que se enfermó en agosto tendrá anticuerpos en abril?), bueno, a lo mejor no tenemos un segundo brote muy fuerte. ¿Es imposible? No. ¿Es difícil? Sí”.

¿Qué es lo que está viendo al momento de analizar los datos oficiales sobre los contagios de Covid-19?
Trato de ser cauto con el mes de diciembre, que arrancó con cuatro feriados juntos. Sabemos que los fines de semana hay menos carga que los días hábiles. Uno podría tener la duda de si hay más casos o simplemente una demora en la carga, que en algún momento compensará. Ahora, por cómo cayeron las fechas de las Fiestas, vendrán dos semanas iguales, con muchos feriados. Diciembre, en conjunto, va a ser un mes para poner entre comillas. Para tener algo más concluyente habrá que esperar a enero.

¿Uno podría suponer que hay más casos que los que se cargan?
No está claro. Una cosa son los datos que se informan todas las noches, que son los que se cargaron en las últimas 24 horas. Otra cosa, es ver en la misma base de datos de cuándo son esos casos, es decir, cuándo inició el síntoma, cuándo inició el registro. Hay casos así, todo el tiempo y de todos lados. El parte diario, en realidad, te dice poco. Hay que mirar la base datos, ahí se ve en detalle, por la fecha de síntoma.

¿Y ahí qué está observando?
Es una foto con cierto atraso, pero por fecha de síntoma podemos decir que hay una suba bastante clara de casos en el interior de la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires. Todavía no se ve lo mismo en el interior del país y en el Conurbano, donde lo que se ve es que dejaron de bajar. Antes decíamos que lo que pasaba en AMBA era el grueso y el resto del país no movía mucho. Ahora tenemos 7 mil casos y 2.500 son del AMBA, el resto es del interior. Entonces, que el interior aún no esté creciendo hace que la curva no crezca tanto porque sólo sube por la Ciudad y el interior de la provincia de Buenos Aires, que es mucho más chico que el AMBA. Esta suba es leve porque todavía está motorizada por lugares que, en proporción, son chicos.

¿Qué explica este fenómeno?
En el interior de la provincia de Buenos Aires se explica porque nunca tuvieron muchos casos y ahora se dispara, probablemente relacionado con la apertura casi total de actividades y el fin de semana largo de principios de diciembre. En la Ciudad de Buenos Aires se hizo un operativo de testeo a todos los que iban y volvían, aunque nunca se sabe cuánto es real y cuánto de acting. Y digo “acting” porque no hubo un control estricto, si no te lo hacías no pasaba nada. Más allá de eso, en los últimos días han cargado muchísimos test. Tienen más casos, pero la positividad sigue estando baja, en torno al 10%, lo cual está bastante bien. La duda es: ¿están agarrando casos que antes se les pasaban de largo? ¿O es real que hay más casos?

¿Usted qué cree?
Es difícil ser concluyente. La impresión que me da, y hay gente que opina otra cosa, es que hay más casos. No muchísimo, pero sí un poco más.

¿Eso explica el reanudamiento de las reuniones entre las autoridades de Salud de Ciudad, provincia y Nación?
Sin duda. Aparte Quirós ha declarado con preocupación que los casos dejaron de bajar. Y si Quirós dice eso es porque algo está viendo.

Dijo que hay gente que opina que no hay aumento de casos.
Quirós dijo que midieron hace un mes y que había un 15% de personas contagiadas. Gollán dice lo mismo con respecto al Gran Buenos Aires. Cuando les discutís ese número, te chumban mal, como si estuviéramos criticando. Pero hay un problema con ese número…

¿Cuál?
Ya se conoce, respecto al Covid, qué porcentaje de las personas que se contagian, se mueren, dependiendo de la edad y el sexo. Cuando mirás en la Ciudad cuánta gente se murió por edad y sexo, en relación a los menores de 40 años hay dos posibilidades: acá se muere más o menos la misma proporción que en todo el mundo, pero se contagió la mitad de la gente y no el 15%; o se contagió el 15%, como dice el gobierno, pero la tasa de mortalidad es cuatro veces más alta que en Europa. Alguna de las cosas tiene que estar pasando.

El número no cierra.
No, hay demasiados muertos jóvenes para la cantidad de contagiados que ellos dicen. Esto no quiere decir que el número de muertos sea muy elevado en cantidad, sino que proporcionalmente debería haber muchos menos. Argentina tiene el doble de camas que tiene Europa, la Ciudad tiene recursos de salud, también la provincia, con todo lo que se invirtió en camas. Además, nuestros médicos son buenos. ¿Por qué vamos a aceptar que tenemos cuatro veces más mortalidad que Europa? Nosotros preferimos pensar que se contagiaron muchos más jóvenes que los que se cree.

¿Por qué?
Porque tienen la percepción de que no les pasa nada, no tomaron cuidados, salieron. Como la mayoría la pasa leve o asintomático contagia al resto, ni se enteran que están contagiando.

Esa percepción se ve en la calle.
Hoy me preguntaba qué sentido tiene partir Belgrano haciendo Juramento y Crámer peatonal. La única razón es que la Ciudad vive del comercio, entonces hay que hacerlo funcionar. La explicación es económica. Ahora, si nosotros tenemos razón y se contagió la mitad de los jóvenes, entonces no hay tanto margen en la Ciudad de Buenos Aires para que esto se descontrole.

¿Cuál sería un escenario realmente malo en relación a un rebrote?
Que empiecen a descuidarse las personas mayores, que se han contagiado poco. Puede pasar tranquilamente en las fiestas. Lo que va a haber es un aumento enorme de los muertos sin un aumento tan grande de los casos porque habrá más contagios en los grupos de riesgo. Para tener un idea, una persona de 70 años tiene 100 veces más posibilidades de morir que uno de 30.

El peor escenario sería que se descuiden los mayores. Una persona de 70 años tiene 100 veces más posibilidades de morir que uno de 30.

Es decir, las fiestas pueden ser un momento de mucho riesgo.
Sí, es un combo complicado. Por eso, muchos propusimos no tener reuniones sociales antes de las fiestas, cosa de llegar sanos y no recién contagiando a las fiestas. En vez de hacer la de siempre, la de juntarse con amigos y compañeros de trabajo para despedir el año antes de la Navidad, hacerlo después del 25. Y ya el 31 no te juntes con la familia.

¿Se puede hacer una proyección local mirando lo que sucede en Europa?
Europa tuvo un colapso del sistema en muy poco tiempo, después hicieron un confinamiento muy estricto y bajaron los casos en el momento en que el clima empezaba a ayudar. Pudieron retomar la actividad y el turismo sin muchos casos. Tuvieron muchos muertos todos juntos, pero no había un porcentaje tan grande de la población contagiada. Por eso, cuando vino el invierno se les complicó. Estaban todos cansados y relajados y se produjo un desastre.

¿Cuál es la diferencia con lo que sucedió acá?
Nosotros tuvimos una curva que nunca colapsó, pero fue larguísima. Hubo semanas y semanas con más de 10, 12, 13 mil casos por día. Por eso tuvimos la cantidad de muertos que tuvimos. Al haber tenido esta curva tan larga, es posible que en el AMBA no haya un rebrote tan furibundo.

¿La vacuna ayudará a mitigar ese rebrote?
Supongamos que marcha todo bien. La campaña es una logística importante. Habrá un grupo que se vacune en enero, otro en febrero, otro marzo. Esto suponiendo, insisto, que sale todo de acuerdo a lo planificado. Los que se vacunen en enero, la segunda dosis la recibirán bien avanzado enero y recién entre el 10 y el 15 de febrero van a tener inmunidad. Así sucesivamente, los de febrero para marzo y los de marzo para abril.

¿Cuál sería entonces un escenario positivo para ese momento del año?
Hay que aprovechar ahora, con la ayuda del clima que hace que la gente esté en lugares más aireados, para bajar los casos y llegar a ese momento con pocos casos, unos 500 por día a nivel país. Eso, sumado a toda la gente de riesgo vacunada, más todas las personas contagiadas que mantengan su inmunidad (algo que todavía no se sabe, ¿la gente que se enfermó en agosto tendrá anticuerpos en abril?), bueno, a lo mejor no tenemos un segundo brote muy fuerte. ¿Es imposible? No. ¿Es difícil? Sí.

¿Cómo impactarán las vacaciones y los viajes internos?
Mirá, si tenemos un verano muy selectivo… Yo tengo 69 años y mi mujer también, no nos vamos a ningún lado. Supongamos que todos los mayores nos quedamos y todos los pibes se van a la costa, joda y joda, se terminan de contagiar. A lo mejor, eso termina de generar el contagio que nos ayude a no tener un rebrote muy fuerte. Paradójicamente, lo que terminó pasando acá con la curva tan larga (casi no hubo otra igual en el mundo) es lo que quiso hacer Suecia