Dudas sobre el regreso a las aulas en febrero por el aumento de casos de Covid

Los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires señalaron que si las condiciones epidemiológicas y sanitarias no mejoran ven poco probable el regreso a la presencialidad. “Si las condiciones no están dadas, no vamos a acompañar. Lo venimos diciendo desde un principio a nivel nacional. Hoy la situación está cambiando y es esencial que el gobierno de la Ciudad garantice las condiciones para la presencialidad: insumos, máscaras, alcohol en gel, y docentes auxiliares”, dijo al diario La Nación Norberto Cabanas, secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA) seccional Capital.

El gobierno porteño da por hecho que el 17 de febrero regresan las clases presenciales a todos los niveles educativos. Desde el 8 de febrero las escuelas estarán abiertas: los docentes fueron convocados en esa fecha. Si bien voceros del ministerio informaron que “se está llevando a cabo un proceso participativo para debatir los detalles del ciclo lectivo 2021 a través de reuniones con padres, alumnos, docentes, gremios, especialistas”, ninguno de los gremios consultados participó del “proceso”.

Eduardo López, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y dirigente de Ctera, opinó que “si los maestros van a estar vacunados, el riesgo de contagio es muy bajo. El hecho de que el personal docente y no docente sea considerado esencial y se vaya a vacunar hace que los riesgos que tengan sean bajos”. La cuestión es de plazos, si acaso para el 8 de febrero la vacunación se llevó a cabo.

Por eso tampoco está claro que los docentes regresen a la presencialidad en febrero. Mariana Scayola, la secretaria general de Ademys, anticipó: “En esa misma semana decidiremos en asamblea cuál es la situación, para priorizar la salud de los estudiantes y los docentes. La docencia decidirá cómo se vuelve en febrero”.