Siete claves para comprar juguetes seguros

Defensa al Consumidor de la Ciudad explicó cuáles son las siete claves a tener en cuenta a la hora de elegir juguetes:

  1. Verificar los sellos de certificación de seguridad CE y CS.
  2. Chequear que las etiquetas contengan la información del fabricante y los datos de contacto.
  3. Revisar que las instrucciones de uso estén escritas en español.
  4. Examinar que el producto incluya el pictograma que indica las edades para las que fue diseñado.
  5. Recordar que todos los productos tienen una garantía legal de 6 meses, aunque el comercio no entregue una certificación.
  6. Tener presente que los cambios pueden realizarse durante 30 días desde la entrega, en todo el horario comercial y sin restricciones de días.
  7. Solicitar una factura o ticket de compra.

Los comercios deben exhibir los precios y respetar esos valores al momento de abonar el producto.

“Es importante leer siempre las indicaciones que figuran en la etiqueta sobre la edad recomendada para cada juego o juguete y las modalidades de uso”, explicó Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal. “Todos los juguetes deben contener obligatoriamente esa información, es un derecho que tenemos y debemos exigir los consumidores”, agregó.

Siempre que se trate de juguetes, lo primero es la seguridad. En este sentido, los productos recomendados son los que contienen sellos de certificación de calidad. Las siglas CE (para artículos eléctricos) y CS (para artículos en general) son las que indican que tanto el fabricante como el importador han verificado el cumplimiento de la normativa vigente respecto de la calidad de los materiales.

Asimismo, las instrucciones de uso y el resto de la información que figura en los juguetes deben estar escritos en nuestro idioma. Éste es un aspecto que muchas veces no se respeta y resulta fundamental cuando, por ejemplo, se trata de productos que utilizan energía eléctrica. En esos casos, hay que detenerse a leer las indicaciones de funcionamiento del juguete antes de utilizarlo porque si bien casi todos los dispositivos pueden enchufarse a la red doméstica, algunos podrían precisar adaptadores.

Por otra parte, los comercios deben exhibir los precios y respetar esos valores al momento de abonar el producto, se realice la transacción en efectivo o con tarjeta en un pago.

En cuanto a las condiciones comerciales, es imprescindible que el comprador solicite la factura o ticket, ya que es el único documento válido para reclamar su cambio frente a un desperfecto o falla. Además, es importante recordar que todos los productos tienen como mínimo seis meses de garantía legal.