Costa Salguero: un parque público costero o edificios de lujo, los dos proyectos en pugna

Por Lisa Cargnelutti. Télam

El debate por el destino de Costa Salguero y Punta Carrasco, un predio de 32 hectáreas de acuerdo con datos del Gobierno porteño, enfrenta a dos iniciativas sobre el uso del espacio público: la construcción de nuevas torres y edificios en una de las zonas más cotizadas de la Ciudad y la creación de un parque público con espacios verdes, una de las demandas del distrito que la pandemia de coronavirus expuso como deuda clave.

Por un lado, se debate en la Legislatura porteña un proyecto del Ejecutivo para habilitar la construcción de edificios en Costa Salguero y Punta Carrasco, con un valor estimado en 9.000 dólares por metro cuadrado, mientras que organizaciones ambientales y el Frente de Todos proponen destinar ambos predios a un parque público.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, propuso cambiar las normas urbanísticas de ambos predios, ubicados en la Costanera Norte, para habilitar allí la construcción de edificios de hasta 10 pisos, los cuales ocuparían el 26 por ciento de la superficie.

Esa iniciativa recibió media sanción en la Legislatura porteña, con votos del oficialismo y aliados, el 8 de octubre pasado, y actualmente se realiza una audiencia pública en la que vecinos de la Ciudad opinan sobre ella.

Poco después de la media sanción al proyecto del Ejecutivo, el 30 de octubre último, la Coordinadora “La Ciudad Somos Quienes la Habitamos”, que reúne a más de 20 organizaciones ambientales, presentó un proyecto para crear en ambos predios un parque público ribereño.

En sintonía con las organizaciones, el principal bloque opositor en la Legislatura, el Frente de Todos (FdT), presentó al mes siguiente -noviembre de 2020- un proyecto de ley para crear un parque público con fauna nativa y un sector para actividades culturales.

Estas son, a grandes rasgos, las dos propuestas en discusión para el futuro de Costa Salguero y Punta Carrasco, dos predios ubicados en la ribera del Río de la Plata que tienen en total 32 hectáreas, según datos del Gobierno porteño.

De acuerdo con las propuestas del FdT y las organizaciones, esas 32 hectáreas deberían incorporarse como espacios verdes a la Ciudad de Buenos Aires, que está por debajo de los indicadores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).