Vacunar a 20 millones de personas con una sola dosis o a 10 millones con dos en los plazos previstos: nuevo debate sobre el Covid-19

La pandemia ha desatado un nuevo debate que se produce en simultáneo a nivel global. La duda que recorre a varios países, y que hoy instaló en Argentina la secretaria  de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, es si conviene vacunar a menos personas con dos dosis o a más personas con una sola. La polémica es porque la velocidad de producción masiva de vacunas no alcanza para vacunar a todos los que lo necesitan. Ejemplo: durante los 50 días que faltan hasta el mes de marzo, la Argentina recibirá 20 millones de dosis de la vacuna Sputnik V. Esas dosis pueden ser 10 millones de la primera y 10 de la segunda o 20 millones sólo de la primera.

Vizzotti deslizó que se evalúan las dos posibilidades.    

“La decisión sanitaria más importante que nos tenemos que plantear es si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola”, dijo Vizzotti, en una entrevista con el diario Página12 publicada este lunes 11 de enero.

“En este contexto es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote”

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud

La funcionaria explicó que el Gobierno tiene “una mirada realmente amplia porque es una situación absolutamente inédita. Las decisiones se tendrán que tomar en tiempo real y a medida que vayan surgiendo informaciones de otros países”, remarcó.

“En este contexto es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote”, dijo. Sobre las dosis que llegan esta semana, Vizzotti aclaró que “en el caso puntual de la Sputnik V se trata de dos componentes distintos. La segunda tanda de 300 mil que llegarán al país serán aplicadas a los que se dieron la primera”. “Pensando en eso, para la segunda entrega estamos pidiendo más dosis del componente uno y no estamos pidiendo exactamente mitad y mitad como hicimos ahora”, añadió.

“Van a encontrar expertos muy a favor de vacunar al doble de personas y otros muy a favor de vacunar a la mitad con la doble dosis, tal como se hicieron los ensayos fase 3”.

Rodrigo Quiroga, bioinformático, investigador del Conicet.

Este debate comenzó a darse en todo el mundo. El país que dio el puntapié inicial fue el Reino Unido, que está sufriendo una oleada de contagios desenfrenada. Las autoridades sanitarias autorizaron que la segunda dosis de la vacuna del laboratorio AstraZeneca se aplique en 12 semanas, es decir, a los cuatro meses de la primera. Esto es contrario al hábito de la mayoría de las vacunas que se aplican a las tres semanas. La decisión fue justamente para poder concentrar la producción sólo en fabricar la primera dosis, que en todos los casos produce un importante nivel de inmunidad.

El investigador del Conicet y bioinformático Rodrigo Quiroga se refirió al tema. Destacó que no hay una posición unánime en la comunidad científica. “Si buscan van a poder encontrar expertos muy a favor de vacunar al doble de personas y otros muy a favor de vacunar a la mitad con el doble dosis, tal cómo se hicieron los ensayos fase 3”, escribió en su twitter.      

La disparada de casos y la dificultad para que una parte importante de la población respete las medidas de aislamiento social potenciaron la urgencia sobre la aplicación de la vacuna.  

De hecho, el Ministerio de Salud ruso informó que comenzó el ensayo clínico con una vacuna denominada  Sputnik “light”, que sería de una sola dosis y con una eficacia más baja, 85%, pero con la posibilidad de vacunar a más personas en menos tiempo.