Crece la demanda de ivermectina y los científicos advierten: “No se sabe si sirve para el Covid-19”

Por Franco Spinetta, especial para Diario Z

El pedido se repite de mostrador a mostrador. En las farmacias de la Ciudad de Buenos Aires la demanda de ivermectina, un antiparasitario que está siendo analizado por sus potenciales beneficios para prevenir el coronavirus, aumentó un 20% en los últimos meses, según informó a Diario Z el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal (COFyBCF). Desde la misma entidad, sin embargo, alertaron que “aún no hay estudios que evidencien su eficacia clínica” y también sobre sus posibles efectos adversos: náuseas, vómitos, diarrea e incluso “casos puntuales de alergia”.

A fines de 2020, un consorcio público-privado liderado por el Dr. Alejandro Krolewiecki del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Sede regional Orán de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), arrojó que la administración de ivermectina a dosis de 0,6 miligramos por kilo de peso (el triple de lo usado habitualmente) produce la eliminación más rápida y profunda del Covid-19 cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección (hasta 5 días desde el inicio de síntomas).

Los resultados del estudio in vitro se replicaron en un aumento exponencial de ventas de este antiparasitario de amplio espectro, utilizado tanto en humanos como en animales. Sin embargo, tal como advierte el Colegio de Farmacéuticos, aún no concluyeron los ensayos clínicos y su utilización desmedida puede generar problemas hepáticos (puede producir toxicidad) y renales.

“Por el momento su aplicación está solo autorizada por ANMAT como antiparasitario”

Claudio Ucchino, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal.

Además, hasta el momento la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT) no realizó ninguna recomendación respecto del uso de la ivermectina para Covid-19. La evidencia a su favor aún no es contundente. El número de casos en que se ha probado es muy reducido. “Este medicamento tiene más de 20 años en la Argentina. Se usa comúnmente en la sarna. Por el momento su aplicación está solo autorizada por ANMAT como antiparasitario, pero ojalá funcione contra el Covid-19”, explica a Diario Z el presidente de la COFyBCF, Claudio Ucchino.

Mientras tanto, la demanda comenzó a apuntalarse desde la aprobación provisional para su uso contra Covid-19 en las provincias de Misiones, Salta, Corrientes y Tucumán, donde se receta bajo prescripción médica. “Se suministran en dosis altas porque no es la misma dosis para matar un parásito que la dosis para impedir la replicación del virus. En algunos casos está dando buenos resultados, pero eso no quiere decir que esté aprobado por ANMAT. Para que se de esto, tiene que probarse en muchos pacientes, tiene que protocolizarse y asentarse”, amplía Ucchino.

La ansiedad por encontrar un tratamiento efectivo contra el Covid-19 está empujando a muchas personas a comprar este fármaco. Luego de encontrar información en las redes o en la TV sobre la ivermectina, concurre a las farmacias para adquirir comprimidos o gotas, las dos modalidades del medicamento. “Insistimos en que se tiene que hacer bajo supervisión médica. No pueden las personas automedicarse porque tiene efectos adversos severos. Pasa por el hígado y riñones. Es, entre comillas, un veneno para matar parásitos, en altas dosis puede generar toxicidad. En las dosis en las que se está suministrando contra el Covid, habrá que estudiarlo. Son dosis altas”, indica Ucchino.

La Sociedad Argentina de Infectología también advirtió que las grandes dosis de Ivermectina son tóxicas.

Y luego agrega: “Hay algo que tiene que quedar claro. Si tomás esto antes de tener el virus, no quiere decir que vaya a evitar el contagio. No hay ninguna comprobación científica a la fecha de que no te contagies. Por el momento, lo único que sirve -además de la vacuna- es mantener los cuidados: usar barbijo o tapaboca, mantener la distancia, lavarse las manos”.

La Sociedad Argentina de Infectología también advirtió que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían grandes dosis y potencialmente tóxicas.

Luego de que se “popularizara” el estudio in vitro, la demanda de ivermectina se disparó un 20%, sólo en CABA. Por eso desde el COFyBCF recomiendan ser “muy prudentes con su uso. Esperar a que lleguen nuevas directivas desde ANMAT”. Remarcan que “ésta droga se vende únicamente con receta. Está indicada sólo para las siguientes dolencias: tratamiento para enfermedades parasitaria como la oncocercosis que afecta la piel y los ojos y la escabiosis humana (comúnmente llamada sarna)”.