Costa Salguero: cómo sigue el debate luego de la audiencia pública que marcó un hito en la Ciudad

Por Franco Spinetta, especial para Diario Z

La histórica audiencia pública por la venta y privatización de Costa Salguero y Punta Carrasco llega a su fin. Es luego de que miles de personas rechazaran en abultada mayoría el proyecto del oficialismo porteño para construir un barrio de lujo con torres de hasta 10 pisos. El jueves 28 de enero culminó la exposición del grueso de las personas inscriptas y sólo restan cinco oradores que tendrán su espacio el lunes 1 de febrero. El 97,3% de los expositores se pronunció en contra, según un relevamiento realizado por el Colectivo de Arquitectas. Sin embargo, Juntos por el Cambio se mantiene firme en su decisión de avanzar con la iniciativa, que ahora volverá al recinto para ser debatida en sesión ordinaria a partir de marzo, cuando se abra el año legislativo.

A pesar de promover el diálogo, el consenso y la escucha, el gobierno de la Ciudad parece determinado a desconocer el resultado de una Audiencia Pública. Aunque su resultado no es vinculante movilizó de manera inédita a vastos sectores de la población y expresó la necesidad de que Buenos Aires recupere su relación con el Río de La Plata.

“Esta audiencia produjo un hecho político. Me preocupa la arrogancia de que piensen que pueden seguir como si nada”, dice a Diario Z Bárbara Rossen, arquitecta y responsable del área de Derechos Urbanos, Espacio Público y Ambiente en la Defensoría del Pueblo. “Creo que esta audiencia corre a todos de la zona de confort. Interpela a debatir de manera abierta y participativa el modelo de ciudad que deseamos. Las políticas públicas que comprometen a las futuras generaciones deben aprobarse por consenso. Confiamos en que no lo saquen igual (al proyecto) y que prime la empatía y la escucha”, añade.

“Las políticas públicas que comprometen a las futuras generaciones deben aprobarse por consenso”.

Bárbara Rossen, arquitecta y responsable del área de Derechos Urbanos, Espacio Público y Ambiente en la Defensoría del Pueblo.

El futuro del proyecto, sin embargo, está en manos del oficialismo porteño. Hoy cuenta con los  números necesarios -entre propios y aliados- para aprobarlo sin mayores complicaciones. De esta manera, avanzaría la rezonificación de dos predios que ocupan 32 hectáreas, Costa Salguero y Punta Carrasco, donde se construirá un complejo de edificios sobre la ribera.

Diario Z consultó a referentes del bloque de Juntos por el Cambio acerca de sus conclusiones sobre los argumentos vertidos en la audiencia pública, pero no obtuvo respuesta. Una fuente en off de la Legislatura arriesga que el oficialismo “dejará pasar” la espuma generada durante el debate para luego avanzar. Juntos por el Cambio tampoco considerará la resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que advirtió que los edificios proyectados “atentan contra la seguridad aeronáutica”. Es porque se construirían a menos de 500 metros de la cabecera de una de las pistas del aeroparque Jorge Newbery.

María José Leveratto, integrante del Colectivo de Arquitectas, apuesta a que la “inmensa cantidad de gente que se anotó para hablar, desde distintas disciplinas y con mucha solidez, sea tomada en cuenta por los legisladores para que no se avance con este proyecto de ley”. Y augura que la discusión se mantendrá a flote a pesar de la culminación de la audiencia.

El Colectivo relevó cada una de las jornadas, en las que se fueron hilvanando argumentos jurídicos, urbanísticos, sociales, ambientales, de género y “hasta poéticos”. Fundamentaron la “necesidad de buscar otras alternativas para preservar el espacio público y la naturaleza”.

“El único fin es el desarrollo de proyectos inmobiliarios para pocos en una zona que tiene que ser de acceso público”.

Matías Barroetaveña, legislador porteño del Frente de Todos

El relevamiento del Colectivo indica que el 97,3% se pronunció en contra y que el 63% de los expositores fueron mujeres. Entre los argumentos, la “falta de espacios” verdes fue el principal eje del rechazo. No es casualidad: la Ciudad cuenta con la mitad de los espacios verdes recomendados por la OMS. Luego estuvieron, en orden: “Recuperar el río; Ley inconstitucional; vulneración de otras leyes; barrera río-ciudad; freno a la venta de bienes públicos; cambio climático”, entre otros.

De los 50 vecinos que hablaron a favor, 35 fueron funcionarios del gobierno de la Ciudad, quienes argumentaron que la urbanización propuesta le dará “vitalidad y seguridad” a la zona. Y que está “validado” por la FADU y la Sociedad Central de Arquitectos y que se están “recuperando tierras”.

“El récord de participación ciudadana de esta audiencia demuestra que recuperar el acceso público a la costa del río es un tema de vital importancia para los porteños”, señala el diputado del Frente de Todos, Matías Barroetaveña. Y luego agrega: “El gobierno de Larreta tiene que escuchar estos reclamos y modificar esta iniciativa cuyo único fin es el desarrollo de proyectos inmobiliarios para pocos en una zona que tiene que ser de acceso público”.

“Urbanizar no siempre es construir es también dejar espacios abiertos que generan ciudadanía”.

Bárbara Rossen, arquitecta y responsable del área de Derechos Urbanos, Espacio Público y Ambiente en la Defensoría del Pueblo.

Para Rossen, justamente es en los espacios públicos “donde podemos construir una ciudad más justa, equitativa, incluyente, donde se da el intercambio de la vida comunitaria”. Y ataca uno de los argumentos esgrimidos por el gobierno: “Los espacios públicos no son vacíos urbanos. Forman parte de la construcción de la ciudad, que puede llegar al río con un parque. Urbanizar no siempre es construir es también dejar espacios abiertos que generan ciudadanía”.

Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad advierten que, mientras se llevaba a cabo el debate, el gobierno porteño sumó al Plan Plurianual de Inversiones (2021-2023) 4.800 millones de pesos para Infraestructura en Costa Salguero y más de 812 millones de pesos para el proyecto ejecutivo del Colector (cloacal).