A siete años de la tragedia Iron Mountain, siguen sin aclararse las causas del incendio

La mañana de este viernes 5 de febrero se cumplen siete años de la tragedia del depósito de Iron Mountuain, en Barracas. Hay homenajes de los familiares de los bomberos fallecidos ese día, de los que participan funcionarios del Gobierno Nacional.    

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, comparte el acto en conmemoración de los ocho bomberos y los dos agentes de defensa civil fallecidos. Desde el entorno de la funcionaria ratificaron  su “voluntad de poner áreas específicas de su ministerio” a disposición para el avance de la causa.

Ese evento es a las 18.30 en el Departamento Central de Policía Federal, en avenida Belgrano y Virrey Cevallos. “Una de las primeras cosas que hicimos cuando llegamos al Ministerio fue ponernos a disposición de los familiares, y darles todas las herramientas. En ese momento ellos no eran querellantes en la causa y eso ya ha cambiado”, explicó el secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks, que también va al acto.   

En la mañana del 5 de febrero de 2014 se produjo un incendio en el depósito de la firma Iron Mountain, empresa dedicada a guardar documentación. El edificio estaba ubicado en la calle Azara 1245, en Barracas. La propagación del fuego provocó que la estructura que sostenía comenzara a ceder. Finalmente se derrumbó una pared que produjo la muerte de 10 personas que trabajan para mitigar las llamas.

En el incendió murieron 8 bomberos y 2 trabajadores de Defensa Civil, tras derrumbarse una pared.

Además del homenaje de la tarde, durante esta mañana, familiares y amigos del personal de Bomberos y Defensa Civil fallecidos realizan otro acto en el lugar del incendio.

En el terreno judicial, la última novedad sobre la causa que investiga el siniestro, se produjo el pasado 29 de diciembre. La Cámara Nacional en lo Criminal anuló los procesamientos de doce exfuncionarios del Gobierno porteño, por entonces a cargo de Mauricio Macri. También de  cinco directivos de Iron Mountain.

En el fallo, la Cámara aclaró que no se expedía sobre la responsabilidad de los imputados sino sobre los “defectos” de la instrucción del sumario. Sostuvo que los procesamientos ordenados en febrero de 2018 habían sido dispuestos luego de una “grotesca” y “deficiente investigación”, por lo que le ordenó al juez Pablo Ormechea dictar una nueva resolución.

“Es inadmisible que a casi siete años de este luctuoso episodio aún no se sepa cómo, dónde y por qué se inició el foco ígneo-remarca el fallo del tribunal de alzada-. Debemos señalarlo con dureza porque no sólo merece una respuesta la sociedad, que reclama mejores modelos de acceso a la justicia, que garanticen procesos efectivos, rápidos y transparentes, sino, sobre todo, los familiares de las víctimas que perdieron la vida”.

En el mismo pronunciamiento se señala que el juez había desatendido aquellos indicios que señalaban que el incendio del depósito de Iron Mountain podría haber sido producido intencionalmente.

Así los indicaron en febrero de 2015 los peritos de la División Siniestros de la Policía Federal Argentina y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) presentaron en sus informes.