El gobierno porteño destinó 16 mil dosis para vacunar docentes, cubre sólo al 10 por ciento

La Ciudad de Buenos Aires recibió hasta ahora, según sus propios números, 261.300 dosis de vacunas contra el Covid-19. En relación a la cantidad de población, equivale al 9 por ciento. Por eso es que desde otros distritos cuestionan la queja del gobierno porteño que pide más dosis. El reclamo de la administración local se basa en un dato real: la Ciudad tiene proporcionalmente más adultos mayores que el resto del país. Y lo mismo ocurre con el personal de salud. Sin embargo, por tratarse de la Capital Federal y estar muy cerca de los centros de distribución, es el lugar al que más rápido han llegado las vacunas.

En la página oficial del Ejecutivo de CABA puede verse cómo se distribuyeron las dosis, cuántas fueron a cada segmento del plan de vacunación. Para el sector docente, por ejemplo, se destinaron sólo 16 mil de la china Sinopharm, que todavía no está habilitada para mayores de 60 años. En la Ciudad hay 75 mil docentes en el sector público y una cifra similar en el privado.  Es decir que con las dosis destinadas se cubre sólo al 10 por ciento. Esto tiene un peso particular si se toma en cuenta que la Ciudad puso el acento en el retorno a la presencialidad arrancado dos semanas antes que en el resto del país. Hasta ahora, según las cifras de UTE-Ctera, hay 200 docentes y 50 auxiliares contagiados desde el retorno a clases. Se suman unos 50 alumnos.

Desde que comenzaron a llegar las vacunas contra el Covid la Ciudad recibió 261.300 dosis.

Datos oficiales del gobierno porteño.

La mayoría de los dosis recibidas hasta el momento fueron asignadas al personal de salud. Entre la primera y la segunda dosis suman 166.800 las destinadas a este sector. En el sistema se salud porteño trabajan 108 mil personas. Incluye al sistema público, al privado y a los trabajadores de los geriátricos. Es decir que las dosis asignadas, ya que la mayoría son de la primera, debería haber servido para inocular a todos.

Un punto que generó debate en este caso fue la tercerización en obras sociales y prepagas. También que se haya destinado una buena cantidad a profesionales que no trabajan en una institución y se inoculan en la cancha de River.  Por eso es que desde ATE sostenían que aún faltaba vacunar al menos al 30 por ciento del personal de salud del sector público.

Las dosis recibidas por la CABA equivalen al 9 por ciento de la población de la Ciudad.

Datos oficiales del Gobierno porteño.

Los adultos mayores de 80 años representan alrededor del 5 por ciento de la población de la Ciudad. Son unos 150 mil. Para este segmento, la CABA destinó 78.500 dosis. El grueso son de la vacuna Covishield, de Oxford AstraZeneca, y el resto Sputnik V. De todos modos, los inscriptos para inocularse de esta franja etaria no son la totalidad. En la última información brindada por el Gobierno porteño rondaban los 90 mil. El resto de los adultos entre 65 y 79 años, población de riesgo, suman un poco más de 300 mil personas. Hasta ahora no se habilitó la inscripción para esta franja.