Alertan por un rebrote de los casos positivos de Covid-19 en la última semana

“¿Hora de empezar a preocuparse por el repunte de casos en CABA los últimos 7 días?”. Con esta pregunta en su cuenta de twitter, el investigador del Conicet Rodrigo Quiroga, bioinformático, acompañó un gráfico. El dibujo muestra un repunte de positivos de Covid-19 que se viene dando en la Ciudad de Buenos Aires.

Los datos compartidos por Quiroga indican que desde el pasado 4 de marzo, cuando el Gobierno de la CABA informó de 691 casos, la tendencia -al mirar la evolución hasta el jueves 11- es hacia la suba.

Concretamente, el gráfico compartido por Quiroga calcula la cantidad de nuevos casos cada 100 mil habitantes cada siete días. Es decir: se suman los casos de una semana y se calcula el promedio cada 100 mil habitantes.  

En los siete días previos al 4 de marzo hubo un promedio de 140 casos nuevos cada 100 mil habitantes en la CABA. Dicho de otro modo se acumularon 4.200 positivos. En cambio, en la semana que corrió de ese día hasta el jueves 11 de marzo, la cifra saltó 170 casos nuevos cada 100 mil habitantes o hubo 5.100 nuevos casos.  

Para Quiroga, la explicación fundamental del aumento  es el incremento de la movilidad provocado por una vuelta casi a la normalidad prepandémica.

Últimos datos

El último reporte del Ministerio de Salud de la Ciudad es del jueves 11 de marzo. Ese día hubo 809 casos positivos y se informaron 10 fallecimientos. Los positivos acumulados desde el inicio de la pandemia alcanzan 236.669 y los recuperados 209.301. Esto, con casi 7.000 muertos sumados, indica unos 20 mil casos activos en la Ciudad de Buenos Aires.   

Las cifras que las autoridades porteñas miran para sostener que la situación sigue sin descontrolarse y que no hace falta restringir la circulación son la ocupación de camas de terapia intensiva y el índice de positividad. En el sector público, sobre 450 UTI, están en uso el 24,4 por ciento. En el caso de la positividad, la media móvil se ubicó en el 9 por ciento. Un dato muy inferior a la positividad de casi el 40% que hubo en el pico de la pandemia en septiembre de 2020.