Con las vacunas chinas que se recibirán esta semana, alcanza para vacunar a los docentes porteños

A partir de la próxima semana llegarán al país tres millones de vacunas  Sinopharm. Las produce la Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino. Son las mismas de las que llegaron un millón a fines de febrero. Tienen un 80 por ciento de efectividad. Son las que se están usando en todo el país para los docentes, entre otras razones porque no están autorizadas para mayores de 60 años.

Esta cantidad de Sinopharm alcanzar para inocular a todos los docentes porteños, del sistema público y privado, que son alrededor de 150 mil, y comenzar con otros grupos.

Las vacunas se reparten según la cantidad de habitantes que tiene cada distrito. La provincia de Buenos Aires, por ejemplo, recibe algo más del 38% de las dosis y la Ciudad un 7 por ciento.  Es decir que de esta camada la CABA contará con 210 mil nuevas dosis. Esta cifra alcanzaría para inocular a todos los docentes porteños, del sistema público y privado, que son alrededor de 150 mil, y comenzar con otros grupos.

La estrategia de vacunación del gobierno porteño fue criticada por la asignación de vacunas a obras sociales y prepagas. También la cantidad que se asignó para profesionales autónomos de la salud en la cancha de River. De hecho, los trabajadores de la salud sostienen que aún falta inocular a buen porcentaje de este sector.

A los docentes, que tuvieron que comenzar con clases presenciales dos semanas antes que el resto del país, se les destinaron sólo 16 mil dosis de las 33 mil de Sinopharm que recibió la Ciudad del envío anterior.

El Comité de Vacunación nacional se reunió este viernes 12 de marzo. Estableció que la nueva tanda de tres millones se utilizará en grupos prioritarios de entre 18 y 60 años, además de quienes presenten comorbilidades.

El punto complejo de la Sinopharm  es que aún no está autorizada para mayores de 60 años. No puede utilizarse en el segmento etario que más riesgos corre si contrae la enfermedad.