El Hospital Español fue clausurado aunque es el principal centro de derivación por Covid del PAMI

Por Franco Spinetta, especial para Diario Z

En un hecho sin precedentes. El gobierno porteño clausuró por primera vez un hospital. Luego de la escalada entre la Ciudad y el PAMI por los entredichos en torno al plan de vacunación, la Agencia Gubernamental de Control (AGC) decidió clausurar el Hospital Español. Es el principal centro de derivación por Covid-19 de la obra social de los jubilados y donde además, según informó la directora de ese organismo, Luana Volnovich, se atienden 71 mil afiliados.

En el día de ayer, a las 19.15, los inspectores del gobierno de la Ciudad concurrieron al hospital ubicado en Avenida Belgrano 2975. Llegaron con una orden emitida por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial Número 22, a cargo de Margarita Braga. El oficio judicial había sido solicitado por los síndicos designados en el juicio por la quiebra del Hospital Español, a raíz de un incendio que se produjo el 9 de marzo en el quirófano y que motivó el cierre de algunas dependencias.

Desde la AGC informaron a Diario Z que en el lugar se constató la “falta de luces de emergencia en todos los medios de salida, instalaciones eléctricas con cables expuestos y derretidos, falta de mantenimiento y registro de 12 ascensores y montacargas y termotanques”. Además no se encontraron registros de “mantenimiento de las instalaciones de incendio”.

Los inspectores constataron la existencia de 3 tanques de gasoil de 25  litros cada uno en uno de los subsuelos. “Al finalizar la inspección se pudo determinar que más del 70% del edificio (11 pisos y 2 subsuelos) no estaba en condiciones de funcionar, generando un peligro latente para los pacientes y trabajadores, por lo que se determinó la clausura preventiva”, agregaron.

Desde el PAMI minimizaron los problemas detectados por la AGC. Aseguraron que se trata de una respuesta política del gobierno encabezado por Horacio Rodríguez Larreta a las críticas proferidas por Volnovich a la campaña de vacunación de la Ciudad, de la cual la obra social de los jubilados fue excluida.

“La Agencia de Control funciona en forma totalmente independiente. Yo no tengo ninguna injerencia en esas decisiones de control, y, por lo tanto, no voy a subirme a politizar algo que no tiene nada que ver con decisiones políticas”.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, sobre la clausura del Hospital Español.

Según adelantó Volnovich, el PAMI presentará una denuncia judicial para investigar cómo fue que se llegó a la clausura del hospital. Y responsabilizó a Horacio Rodríguez Larreta y a su ministro de Salud, Fernán Quirós, por los problemas ocasionados a los pacientes. “Para hoy estaban previstas 26 cirugías, 680 turnos para atención, el tratamiento de 93 pacientes oncológicos, y ocho pacientes inscriptos para realizar quimioterapia. Y podría seguir… Todas estas personas mañana no van a tener un hospital y deberán ser derivadas”, indicó Volnovich en una serie de mensajes que publicó en Twitter. “¿Clausuraron un hospital en medio de la pandemia más grande de la que tengamos memoria por falta de ‘una oblea’ y unas luces de emergencia?”, agregó.

Por su parte, en declaraciones formuladas a la Radio La Red, Rodríguez Larreta se desligó del tema. Aseguró que la clausura “es una decisión totalmente técnica, producto de la responsabilidad que tiene la Ciudad de inspeccionar, controlar, cuidar todo, garantizar la seguridad de la gente”. “En ese marco, la Agencia de Control funciona en forma totalmente independiente. Yo no tengo ninguna injerencia en esas decisiones de control, y, por lo tanto, no voy a subirme a politizar algo que no tiene nada que ver con decisiones políticas”, señaló.

Luego de la clausura, según detalló Volnovich, tuvieron que poner en marcha un proceso de “derivación masiva” de los pacientes allí alojados. Serán trasladados a diversos nosocomios de la Ciudad y de la provincia, hasta tanto la situación se regularice.

¿Y por casa, cómo estamos?

“Las fallas que encontraron en el Hospital Español eran subsanables, no debían clausurar. Si es así, tendrían que cerrar más de un hospital. En donde yo trabajo hay más de un ascensor que no funciona, fallas eléctricas suceden todo el tiempo. Hay problemas edilicios serios. Esto tiene un trasfondo político, no tengo dudas, desde el PAMI reclamaron participar de la campaña de vacunación y ahora pasa esto”, dijo a Diario Z Rodolfo Arrechea, secretario general de ATE Hospital Rivadavia y Coordinador de la Mesa Nacional de ATE Salud. “Debe ser el único hospital en el mundo que se clausura en medio de una pandemia”.

Otro ejemplo. En un relevamiento realizado en junio de 2020 en la Maternidad Sardá, el licenciado en Ciencias Ambientales Gastón Kalniker se encontró con que la “instalación eléctrica de todo el edificio no cumple con la normativa vigente” y con cableados eléctricos que “no se encuentran adecuadamente contenidos”. También con pasillos obstruidos por elementos fuera de uso, incluso por basura, salidas de emergencia selladas del lado de afuera, ausencia de registro de recarga de matafuegos.

En su informe, Kalniker relató: “Se produjo un incidente en el 2° piso en la sala de Neonatología donde una enfermera recibió una descarga eléctrica por una balanza en mal estado. Es evidente que la herramienta de trabajo (Balanza) no se encontraba en condiciones. El enchufe no tenía descarga a tierra y el circuito eléctrico de la sala donde se enchufa la balanza no tiene disyuntor diferencial”.

Desde el Hospital Durand, el enfermero Héctor Ortiz aseguró a Diario Z que ya tuvieron “varios accidentes” por mal funcionamiento de los ascensores. “Los robos son cotidianos.  Hay cables sueltos por todos lados. El gobierno mira para afuera, pero no para adentro. Nuestros hospitales son desastrosos. Tenemos camillas y camas muy viejas. Seguimos manejando el oxígeno por tubos”, añadió.