La niña M. pasó la noche en el Garrahan a la espera de que Minoridad decida dónde va a vivir

La niña de 7 años que estuvo capturada tres días por un hombre que se la llevó desde el barrio porteño de Villa Lugano hasta el municipio bonaerense de Luján, pasó la noche “bien” en el Hospital de Pediatría Garrahan. Y ahora se encuentra a la espera de la decisión de la División de Minoridad de la Ciudad para su externación.    

Según indicó la agencia Télam, fuentes del centro de salud indicaron que M (como se la menciona por pedido de la Justicia) pasó la noche “bien”. Y que el jueves “se bañó, se le consiguió ropa y comió bien”.

La niña fue evaluada por dos médicas legistas de la división de Medicina Legal de la Policía de la Ciudad, agregaron las fuentes.

En cuanto a la evaluación psicológica, dijeron que “está a cargo del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la CABA”.

“Ahora, la nena está con su mamá, una tía y una cuidadora. Está a la espera de que se resuelva su situación habitacional para poder egresar del hospital”, detallaron.

Por último, desde el centro de salud, indicaron que “se constató el estado general” de la niña y se le realizaron “controles, examen físico y muestras de sangre“.

El hombre que se llevó de la zona de Parque Avellaneda, donde la niña vive con su madre en la calle, está imputado por “sustracción, retención y ocultamiento de un menor de 10 años”. Es una imputación “provisoria” para Carlos Salvanz, de 39 años. “Está siendo evaluado el encuadre legal a partir de lo que surja de los estudios periciales respecto de la niña”, informó el Ministerio Público a través del el sitio institucional.

El delito que provisoriamente se le imputa al detenido está contemplado en el artículo 145 del Código Penal. Prevé una pena de entre 5 y 15 años de prisión.