Ya se puede comer y jugar a la pelota en la escuela: Acuña flexibilizó los protocolos

El gobierno porteño pretende flexibilizar los protocolos para que haya mayor frecuencia de clases presenciales. Lo anunció ayer la ministra de Educación Soledad Acuña, en un encuentro con los gremios docentes.

La ministra Soledad Acuña informó que está “revisando algunos aspectos del protocolo que nos permitirán ir recuperando más instancias de normalidad y bienestar dentro de las escuelas”. Educación ya incorporó “la ingesta de alimentos en espacios semicubiertos o al aire libre para los y las estudiantes de nivel secundarios” y que los chicos de todos los niveles puedan “usar pelotas y otros elementos en los recreos y durante Educación Física”.

También está en estudio “la posibilidad de habilitar los comedores en escuelas, al menos para que se pueda utilizar la cocina y los estudiantes puedan almorzar comida caliente al aire libre o en espacios ventilados”. “Evaluamos permitir que los estudiantes puedan quitarse el tapaboca en espacios al aire libre y por períodos cortos de tiempo”, es la otra variable que se analiza desde el gobierno porteño, al tiempo que se analiza “re-pensar el escalonamiento de los ingresos y egresos a las escuelas, para facilitar la tarea de aquellas familias con más de un hijo en edad escolar, y que los alumnos ganen más tiempo efectivo en la escuela”, añadió la ministra.

En esa reunión los funcionarios justificaron la flexibilización en las estadísticas que surgen después del primer mes de clases presenciales “los casos de Covid confirmados representan el 0,17% de las personas que asisten a las escuelas”. Según dijeron, hubo un total de 700.518 personas en escuelas y 45.056 burbujas. El 89% de los estudiantes asistieron a las clases. En un mes se acumularon 1.215 casos positivos.

De cada diez personas contagiadas, el 60% fueron docentes, y hubo que aislar 494 burbujas, el 1,09%. DE estos aislamientos preventivos, solo se confirmaron como positivos el 0,017%.

Sin embargo, la evolución de casos en términos generales desde principio de mes en la Ciudad ha ido en aumento: el 2 de marzo, hubo un promedio 657 casos, a la semana siguiente fue de 720, mientras que este martes se registraron 856 casos. Y tanto el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como en ministro de Salud Fernán Quirós, han anunciado que es inminente la llegada de la segunda ola.