Cómo evitar estafas bancarias: recomendaciones del Banco Central


El Banco Central (BCRA) difundió una serie de recomendaciones para evitar las estafas bancarias, una forma de delito que creció exponencialmente durante los últimos años, y que se practica a través de internet, de llamados telefónicos o de mensajes de texto.

Ante un fraude virtual o engaño, comunicarse con la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) al 5071-0040/0041 o por correo electrónico a través de: denunciasufeci@mpf.gov.ar

En ese sentido, los estafadores atraen a clientes bancarios con supuestas ofertas que van desde promociones exclusivas y soluciones a inconvenientes operativos, hasta regalos o beneficios con el objetivo de pedir contraseñas con las que roban el dinero depositado o solicitan préstamos inmediatos.

Las recomendaciones del BCRA

Si se recibe un aviso sobre un supuesto error al realizar una transferencia bancaria, no se debe responder a esos mensajes y, ante cualquier duda, se debe comunicar telefónicamente con el banco. “Tiene que ser el cliente el que llame y nunca aceptar una llamada supuestamente originada en la entidad. Es una nueva práctica ilegal detectada que simula un error en una transferencia bancaria por la compra de un bien ofrecido”, indició la entidad monetaria.

Nunca se debe acudir a un cajero automático, abrir la app o acceder al home banking cuando se recibe una llamada supuestamente proveniente de la entidad bancaria. El cliente debe ser el que origina la llamada.

No se deben brindar datos personales (usuarios, claves, contraseñas, pin, Clave de la Seguridad Social, Clave Token, DNI original o fotocopia, foto, ni ningún tipo de dato) por teléfono, correo electrónico, red social, WhatsApp o mensaje de texto.

No ingresar datos personales en sitios utilizando enlaces que llegan por correo electrónico, ya que podrían ser fraudulentos. Tener cuidado con los enlaces sospechosos y asegurarse siempre de estar en la página legítima antes de ingresar información de inicio de sesión.

No usar la misma clave para distintas aplicaciones, cuentas, plataformas o sitios. Utilizar contraseñas fuertes mezclando mayúsculas, minúsculas y números.

No usar equipos públicos o de terceras personas para acceder a aplicaciones, redes sociales o cuentas personales. Tampoco usar redes de wi-fi públicas para acceder a sitios que requieran contraseñas.

Mantener actualizado el navegador, el sistema operativo de los equipos y las aplicaciones” además de “aprender a diferenciar un perfil verdadero de uno falso en redes sociales”.