Vacunas contra el Covid: cuánto protege una única dosis

La escasez de vacunas contra el Covid ha obligado a muchos gobiernos a diferir la segunda dosis para garantizar una mayor inoculación a los grupos de riesgo. Otra opción es aplicar sólo una a quienes ya tuvieron la infección. De este modo se podría aplicar una sola dosis a toda la población, garantizando una protección menos efectiva pero más amplia.

“La eficacia protectora de una primera dosis oscila como mínimo entre el 60 y el 70 por ciento según el tipo de vacuna, pero esto es variable. Hay que tener en cuenta que los anticuerpos comienzan a generarse a los 15 días después de recibir esa dosis”, indicó a Télam la médica infectóloga Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE). Cahn sostuvo que “la eficacia aumenta y se acerca al 90 por ciento, según de cuál vacuna se trate, cuando se recibe la segunda dosis”.

“La eficacia protectora de una primera dosis oscila como mínimo entre el 60 y el 70 por ciento según el tipo de vacuna. La eficacia se acerca al 90 por ciento cuando se recibe la segunda dosis”.

florencia cahn, infectologa

No obstante, Cahn advirtió que la idea de diferir la segunda dosis en un contexto en el que hay más demanda que vacunas “podría ser una estrategia para tener a mayor población con protección en menor tiempo”. “Si bien hasta el momento esta estrategia no está definida en Argentina, es algo que se está realizando en muchas partes del mundo“, indicó. Cahn sostuvo que “la eficacia aumenta y se acerca al 90 por ciento, también dependiendo de la vacuna, cuando se recibe la segunda dosis”.

El Reino Unido fue el primer país en tomar esa decisión: anunció que iba a diferir la segunda dosis en enero de este año. El ministro de Vacunas británico, Nadhim Zahawi, aseguró en diálogo con la ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, que tras la aplicación de la primera dosis de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Oxford/AstraZeneca se “redujeron las hospitalizaciones y muertes en un 90%“, un dato que surgiría de la “vida real”. En efecto, las autoridades británicas decidieron continuar con esa estrategia para el otoño boreal, en septiembre, con el fin de vacunar a más personas con la primera dosis.

En febrero de este año investigadores de la Universidad de Oxford publicaron un Pre-print en la revista británica The Lancet en el que revelaban una eficacia de dosis estándar única de su vacuna desde el día 22 hasta el día 90 después de la aplicación del 76%, sin que la protección disminuya en este período de tres meses.

Un análisis publicado como Pre-print en la prestigiosa revista The Lancet, en febrero, evaluó la efectividad de las vacunas de Pfizer y Oxford en Escocia “en la vida real” y arrojó que una sola dosis generó reducciones “sustanciales” en el riesgo de hospitalización.”Este estudio es una de las evidencias de la ‘vida real’ más fuerte que tenemos, ya que contempló a 1.137.775 de personas vacunadas que se compararon con el resto de la población gracias a un sistema de datos integrados que incluye registros de vacunación, testeos por PCR, hospitalizaciones y mortalidad de 5,4 millones de personas, casi toda la población”, señaló a Télam Humberto Debat, virólogo e investigador del INTA en Córdoba.

“El compromiso sería un balance en el cual se retrase la segunda dosis con el objetivo de duplicar el número de personas con énfasis en los grupos más vulnerables.”

humberto debat, virologo

Concretamente el estudio señaló que “la vacuna de Oxford dio una protección contra casos severos del 94% entre 28 y 34 días post aplicación de primera dosis; mientras que la de Pfizer generó una protección del 85% en el mismo período; ambos números son espectaculares”, indicó. “Además, el estudio dio buenos resultados también en población mayor de 80 años”, agregó, y destacó que estos análisis prospectivos observacionales por cohortes son “extremadamente valiosos”.

La experiencia con personas que ya tuvieron Covid

Otra estrategia que reúne cada vez más evidencia a favor, es implementar una sola dosis a personas que tuvieron previamente Covid-19. En Argentina, el grupo de investigación liderado por Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL), realizó un importante aporte estudiando la respuesta inmunitaria generada con la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de Investigación Gamaleya de Rusia.

El trabajo reveló que el promedio de anticuerpos en personas previamente infectadas que recibieron una sola dosis de la vacuna fue ocho veces superior a la de aquellos voluntarios sin infección previa que recibieron el esquema de vacunación de dos dosis.

Al difundir el estudio, el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (Mincyt) señaló que “el hallazgo avalaría revisar el esquema de vacunación para aquellas personas con antecedentes confirmados de infección por el coronavirus SARS-CoV-2, lo que permitiría optimizar recursos sin comprometer la eficacia de la inmunización”.

Fuente: Por Natalia Concina. Télam