Eduardo López, de UTE, advirtió que los docentes no flexibilizarán los protocolos en las escuelas y mantendrán las distancias y el barbijo

No vamos a cumplir las flexibilizaciones de los protocolos que dice Soledad Acuña. El distanciamiento y el tapabocas se tienen que cumplir.” El tajante anuncio es del dirigente de UTE Ctera Eduardo López, y fue formulado el miércoles en un programa radial. El principal sindicato docente de la Ciudad fijó así su posición respecto de la flexibilización de la conducta en las escuelas que impulsa el gobierno porteño y han criticado numerosos especialistas.

“La ministra Soledad Acuña le dijo a los supervisores que hay que flexibilizar los protocolos y dijo en los medios que no hay que respetar las distancias”, expresó el sindicalista, quien destacó que “la ciudad vacuna a cuentagotas y boicotea la campaña de vacunación a los docentes” ya que “vacunaron a 16.000 docentes en CABA. En Santa Fe hay la misma cantidad de docentes y vacunaron a 56.000” y “no quieren vacunar a los docentes porteños”.

López sostuvo que “desde que se abrieron las escuelas subieron los casos en CABA, que fue la primera en abrir de manera improvisada las escuelas, la que más docentes contagiados tiene y la última en empezar a vacunar“. Y cuestionó al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta: “Dice que no le consta que las escuelas son lugares de contagio. Tengo 1.215 argumentos que dicen lo contrario. Los 1.215 contagiados. Para Larreta fue un éxito, nosotros sufrimos los 1.215 contagios, entre ellos 500 estudiantes. Hubo 500 estudiantes contagiados que ahora les dicen que se saquen el tapabocas”.