El gobierno nacional informó que ya hay circulación comunitaria de las cepas de Manaos y de Reino Unido

El Ministerio de Ciencia de la Nación confirmó hoy la circulación comunitaria de las variantes de coronavirus conocidas como las de Manaos y Reino Unido. En un comunicado, el Gobierno reportó cuatro variantes detectadas hasta ahora, que corresponden a casos de infecciones adquiridas en la comunidad o de origen desconocido: la variante 501Y.V1 (Reino Unido), la variante 501Y.V3 (Manaos), la variante P.2 (Río de Janeiro) y la variante CAL.20C (linaje B.1.427, California).

En enero ya se habían detectado las cepas de Reino Unido y Río de Janeiro; ahora se agrgan la de Manaos y la de California. “Es importante destacar que en caso de que haya un aumento en la frecuencia de detección de la variante 501Y.V1 (Reino Unido) en las próximas semanas podría tornarse la variante dominante de las nuevas infecciones, como sucedió en países de Europa y Estados Unidos”, reportaron.

La variante de Manaos se detectó en tres casos de Ciudad de Buenos Aires, dos de ellos eran contactos estrechos. No obstante, ningún caso tiene antecedente de viaje al exterior ni contacto estrecho con viajero, por lo que corresponderían a casos de origen desconocido. En Córdoba se detectaron seis casos de la variante de Manaos, de los cuales uno presentó antecedente de viaje y los cinco restantes son contactos estrechos de este.

Con respecto a la variante de Río de Janeiro, se la detectó en 35 casos. Solo uno de ellos tenía antecedente de viaje: el resto corresponden a casos de circulación comunitaria.

Las autoridades subrayaron la necesidad de reforzar las medidas sanitarias de prevención, como el distanciamiento físico, la ventilación de ambientes, el lavado frecuente de manos y uso de barbijos. También mencionaron el aumento en la ocupación de las camas en terapia intensiva de hospitales bonaerenses: el área metropolitana hoy cuenta con 637 camas ocupadas, cuando hace dos semanas eran 570.

Ambas variantes, la del Reino Unido y la de Manaos se caracterizan por una mayor tasa de transmisión, un mayor riesgo de hospitalizaciones y muerte.