Los hospitales porteños suspendiero turnos médicos, de análisis y cirugías programadas para abocarse al Covid

El instructivo firmado por Laura Beatriz Cordero, subsecretaria de atención hospitalaria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, llegó al personal del sistema público de salud entre el Viernes Santo y el Sábado de Gloria, sin respetar ningún feriado. Es el más elocuente reflejo de cómo imagina el escenario epidemiológico Horacio Rodríguez Larreta más allá de las declaraciones tranquilizadores de sus funcionarios.

Bajo el título de “Refuncionalización de los servicios prestados en hospitales públicos”, el gobierno porteño anuncia que, a partir del 2 de abril, se suspenderán “todos los turnos para estudios de laboratorio. Sólo se hará la extracción y el procesamiento de muestras de pacientes Covid”; suspende “los turnos de operaciones, salvo oncológicas y cardiovasculares”; en las salas de internación “se reducen las camas de cirugías programadas y se ampliarán progresivamente las destinadas a pacientes Covid”, “las unidades coronarias se adecuarán a la situación epidemiológica” -esto significa que estarán preparadas a recibir pacientes de coronavirus.

El instructivo interno de los hospitales públicos informa:

*Consultorios: se suspenden todos los turnos, salvo los relacionados con dolencias urgentes en obstetricia, traumatología y clínica general. Se activará el sistema de teleconsulta.

*Se reducen las prestaciones en las guardias, orientándolas hacia pacientes con sintomatologías de covid.

*Se suspenden las cirugías programadas salvo las de urgencia y las que no admiten postergaciones.

*Los laboratorios se concentrarán en extracciones y procesamientos relacionados con covid.

*Se suspenden turnos para radiografías, ecografías y el resto de diagnósticos por imágenes. Los estudios por imágenes se reservarán a las áreas priorizadas (covid).

*Las unidades de terapia media se convertirán en unidades de terapia intensiva.

*Las unidades coronarias también se adecuarán para recibir a pacientes covid.

*Shock Room: en cada hospital, se “refuncionaliza” para “adecuarse a la situación epidemiológica”.

*“Se irá activando la total disponibilidad de los hospitales en función de la situación epidemiológica”. O sea, todo el hospital para enfermos covid.

En lo que hace los trabajadores, “se considera al personal de Salud como esencial para el control de la contingencia epidemiológica” y por lo tanto “la totalidad del personal podrá ser alcanzado para refuncionalización tanto de horario como de lugar de trabajo, dentro de sus áreas de competencias”.

Ocupación de camas hospitalarias

La Ciudad de Buenos Aires tiene el más alto nivel de contagios del país: creció 45% en dos semanas. El Parte Diario que publica el gobierno porteño, con fecha 3 de marzo, informa que, sobre un universo de 450 camas de terapia intensiva tiene ocupadas 158, el 31 por ciento. En el caso de las “moderadas” estaría ocupadas 314 sobre 1.500 y de las leves 327 sobre 5.000.

Es una verdad parcial: el 31 % de las camas de UTI están ocupadas por pacientes con Covid pero eso no significa en absoluto que el resto estén libres. Otras 180 están ocupadas por pacientes con otras dolencias, muchas de las cuales recién pudieron ser atendidas cuando cedió la primera ola.

En el caso del sistema de obras sociales y prepagas, que tiene un total de 1.600 camas de terapia intensiva, hay ocupadas 1.250 (450 con pacientes con covid).

Un total de 1.952 nuevos casos de coronavirus y 9 personas fallecidas fueron reportados en las últimas 24 horas en la ciudad de Buenos Aires, por lo que el número de contagiados es de 266.161 y 7.234 el de fallecidos en el distrito desde la llegada de la pandemia.