Las colas en los centros de testeo son porque la gente sin síntomas va a las UFU y no a la Rural, dice el ministro Quirós

Los centros de testeos siguen desbordados desde el jueves pasado, o sea desde antes del regreso del fin de semana largo de Semana Santa. El tiempo aproximado de espera ronda las 4 horas y no hay ni baños higiénicos, ni agua ni nada que haga más llevadera la espera a personas que, en muchos casos, se sienten mal. Sin embargo, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, adjudicó las demoras en la atención a la responsabilidad es de los que van a las UFU, de gente que está “eligiendo mal” los lugares para ir a testearse.

“Hay 21 unidades febriles de hospitales públicos (UFU), que son lugares de testeo para personas que se sienten mal, enfermas, que tienen síntomas, fiebre, malestar general, algún síntoma significativo como pérdida de olfato o gusto”, explicó Quirós. “A esas UFU deben ir personas con síntomas. Hay una infraestructura de médicos, estudios, enfermeros, otros trabajadores de salud para atender personas de riesgo, hacer exámenes clínicos. El proceso de atención es lento por el examen y el estudio complementario; las personas que van a la UFU deben ser las que están enfermas, las que se sienten mal, porque ese proceso es más lento y está orientado a la atención dentro de un hospital”, se extendió el funcionario porteño.

“Las unidades febriles no son el lugar para ir, estar esperando 3 o 4 horas innecesariamente. Tenemos dispositivos en los que en 30 minutos los podemos testear. Estamos eligiendo mal el lugar a donde ir a hacer el testeo”, sostuvo Quirós. “Las UFU no son para alto volumen de personas, sino para aquellos que se sienten mal. El tema no es reforzar las UFU, sino que la gente vaya a los lugares donde tiene que ir”, argumentó Quirós

Quirós planteó: “Hay un conjunto de dispositivos para personas que se sienten bien, que han estado de viaje, con una persona que ha tenido la enfermedad, tienen sospechas que pueden estar enfermos”.

“El mensaje a la gente es que tenemos un dispositivo para las personas que se sienten bien, está en La Rural. Pidan un turno, nadie va a esperar y le van a hacer un gran servicio para quienes se sienten mal, que van esperar mucho menos y serán atendidos más rápidamente”, señaló. “La Rural tiene una capacidad de 8.000 test por día; Costa Salguero, 6.000 por día; las UFU, 3.000 test por día”.

Todas las personas que se sientan bien pero sospechan que pueden estar infectadas con coronavirus deben acercarse a La Rural o a Costa Salguero. Una definición que, evidentemente, no toma en cuenta las extensiones de la Ciudad ni las dificultades en el transporte. “La Rural es neurálgico, pueden llegar de todas maneras, vayan allí y en 30 minutos van a ser testeados. No es necesario que esperen 4 horas. La Rural está abierta para ustedes”, insistió el ministro.