El gobierno de Rodríguez Larreta oculta una lista de 18.000 inmuebles con valor patrimonial que no deberían ser demolidos

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z

La Facultad de Arquitectura y Urbanismo, a pedido del Gobierno de la Ciudad, relevó en 2013 más de 140.000 inmuebles. Cuando concluyó el trabajo, señaló que 18.000 tenían valor patrimonial. Más claro: debían ser protegidos de la demolición, preservados. La forma de proteger un inmueble de la especulación inmobiliaria es crear leyes que impidan su demolición, una tarea de la Legislatura. Pero el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta se sentó sobre el listado y jamás lo envió a la Legislatura.

Por esa razón, en la Ciudad hay 18.195 inmuebles en una suerte de “limbo legal”, lo que permite que avance la destrucción de inmuebles valiosos. La ONG Basta de Demoler presentó un pedido de informes a la Jefatura de Gabinete y a la Legislatura porteña para conocer con exactitud dónde está la documentación que certifica que esas propiedades deben ser protegidas frente al avance de demoliciones en los barrios. Y exigió el tratamiento de las leyes necesarias para avanzar en la protección de los inmuebles catalogados.

“La Secretaría de Desarrollo Urbano le pidió a la UBA que examine 140 mil lotes. Llegaron a la conclusión de que había poco más de 18 mil con valor patrimonial. Hay que protegerlos por ley, pero esa información nunca pasó del Ejecutivo al Legislativo, queremos saber dónde está esa información”, dijo a Diario Z Mauro Sbarbati, arquitecto e integrante de Basta de Demoler.

“Hasta el momento, tras el relevamiento realizado, la Legislatura sólo sancionó la Ley 5963/2018 catalogando de forma definitiva a unos 127 los inmuebles de las comunas 1 y 2. Pero aún no hay proyectos de ley para las comunas de la 3 a la 15”, agregaron desde la ONG que, además, exige saber dónde y quién tienen en su poder el relevamiento realizado por la FADU.

De acuerdo con la Ley 3056, de Régimen Especial de Protección Patrimonial, el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP) debe analizar los edificios anteriores al año 1941 y seleccionar, según criterios establecidos por el Código Urbanístico, cuáles serán conservados cómo patrimonio y cuales podrán ser demolidos. Luego de la evaluación, se generó un registro con 18.195 inmuebles a proteger. Tan sólo el 13 % de los 141.000 lotes.

“Es por esta razón que aún seguimos siendo testigos de la pérdida lenta pero segura de cientos de edificios patrimoniales. Este mes, parece haberle llegado el turno a la casa Art Nouveau del arquitecto Jacobo Pedro Storti, en Morelos 435”, lamentaron desde Basta de Demoler.

Desde la misma ONG advirtieron que la Justicia porteña ya ha fallado a favor de la realización de un catálogo definitivo de piezas patrimoniales. Y acusan al CAAP y a la Dirección General de Interpretación Urbanística (DGUIR) de “flexibilizar” la protección legal existente del patrimonio. “Pedimos que se realice una auditoría al CAAP y a la DGUIR ya que, a pesar de las irregularidades documentadas por los vecinos, ONG y los fallos de la Justicia, vemos con alarma la discrecionalidad y falta de transparencia con la que se está modificando la escala e identidad de Buenos Aires para siempre”, señalaron.