Fernández dijo que las próximas tres semanas son claves para frenar la pandemia

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, afirmó ayer miércoles que “Argentina entró en la segunda ola de contagios”. En un mensaje televisivo, anunció las medidas dispuestas por el Gobierno Nacional para enfrentar esa situación. Empezarán a regir desde la cero hora del próximo viernes 9 de abril.

Fernández apuntó que los casos aumentaron el 36 por ciento en el país y el 53 por ciento en el AMBA, desde donde el coronavirus “se irradia” al resto del territorio nacional.

Fernández aseguró que las nuevas medidas tendrán en cuenta la productividad y la presencia en las escuelas, y explicó que “se reforzaran” los controles en el transporte para asegurar el traslado de trabajadores esenciales. Por otra parte, informó que quedará restringida la circulación nocturna entre las 0 y las 6 en las zonas de mayor riesgo epidemiológico y que serán suspendidos en todo el país los “viajes grupales”, durante un período de tres semanas que el mandatario consideró “claves” en la lucha contra la segunda ola de coronavirus. “Cuanta más alta sea la transmisión más medidas tomaremos”, advirtió.

Fernández también señaló que en las zonas de mayor circulación del virus se vedarán las actividades sociales en domicilios particulares, las reuniones al aire libre para más de 20 personas y la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.

Los “viajes grupales” incluyen los de egresados, de estudios, turísticos y de tour de compras; pero no habrá restricciones en vuelos de cabotaje o traslados terrestres entre provincias, “siempre y cuando el lugar de destino no sea de de los de mayor riesgo, porque en ese caso deberá aislarse allí”, indicaron fuentes de Casa de Gobierno.

Además se cerrarán los casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas; mientras que los bares y restaurantes deberán cesar su actividad a las 23.

En tanto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) solo podrán usar el transporte público de pasajeros trabajadores considerados esenciales, toda la comunidad educativa y aquellos que ya fueron expresamente autorizados. Además, las actividades culturales, sociales, recreativas y religiosas podrán realizarse con un aforo máximo del 30 por ciento, lo que incluye también a los gimnasios, cines, teatros y velatorios, entre otros.