Rodríguez Larreta: los comercios no esenciales abrirán a las 10 am y vuelve el libre estacionamiento


El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reconoció este jueves que no está de acuerdo con la restricción a la circulación nocturna impuesta por el gobierno nacional para combatir la segunda ola de coronavirus, pero aclaró que igualmente respetarán la letra del decreto que se conocerá en las próximas horas.

En una conferencia de prensa realizada esta mañana en la sede de gobierno, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que “respecto a la restricción a la circulación “ya expresamos que no estamos de acuerdo porque está comprobado que circular al aire libre y con tapabocas no genera contagio”. Sin embargo, agregó que “como a toda norma, la vamos a respetar de acuerdo con el espíritu que nos manifestó el gobierno nacional de que esta medida apunta a evitar las concentraciones de gente y no a quienes están volvienro a su casa o cumpliendo una función esencial”

El jefe de Gobienro indicó que las medidas de cuidado se instrumentarán de la siguiente manera

  • Para escalonar la movilidad de la mañana y que no se generen aglomeraciones entre trabajadores, estudiantes y docentes, aquellos comercios no esenciales van a abrir a las 10 de la mañana.
  • Los espectáculos masivos se van a reprogramar y van a cerrar los casinos y los bingos.
  • Vamos a impulsar el teletrabajo a quien pueda realizar sus tareas desde la casa.
  • Gran parte del equipo de Gobierno se encuentra abocado a tareas vinculadas al Covid y en atención al público: en centros de testeos, vacunatorios, hoteles, aeropuertos y call center. Todo el resto va atrabajar de forma remota y le pedimos al sector privado que nos acompañe en la medida.
  • Vamos a liberar el estacionamiento en la Ciudad para que todos aquellos que sí deban movilizarse puedan hacerlo en auto, evitando el transporte público que, como señaló el Gobierno nacional, es sólo para personas que cumplen tareas esenciales.
  • Vamos a reforzar los controles en el espacio público, en las zonas comerciales y gastronómicas, en el transporte público y en los centros de transbordo, para garantizar el cumplimiento de los protocolos y que las distintas actividades puedan seguir funcionando de manera segura.