Informan un acatamiento superior al 90% en el paro docente para que se suspendan las clases presenciales

Cerca del mediodía, UTE Ctera informó que el acatamiento al paro docente ronda el 90 por ciento. “El día de hoy los y las docentes de la Ciudad nos encontramos llevando adelante un contundente y masivo paro con más del 90% de acatamiento en reclamo de la suspensión temporal de la presencialidad”, dice el comunicado del gremio docente más representativo de la Ciudad.

Los gremios docentes porteños UTE y Ademys iniciaron este miércoles un paro de actividades en reclamo de la “suspensión temporal de la presencialidad” de las clases frente al aumento de contagios de coronavirus registrados los últimos días, en tanto que el sindicato bonaerense Udocba también convocó a una medida de fuerza en la provincia de Buenos Aires.

“Exigimos a Horacio Rodríguez Larreta la suspensión temporal de la presencialidad en Caba. La salud y la vida son prioridad”, dijo la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) en la convocatoria al paro de este miércoles.

“La suspensión temporal de las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires hasta que deje de crecer esta locura de contagios y haya camas (de terapia intensiva) en la Ciudad”, dijo ayer el secretario gremial de Ctera y secretario general adjunto de UTE, Eduardo López.

Por su parte, la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) señaló en un comunicado: “Paramos frente al brutal incremento de casos, al colapso del sistema de salud, a la suba de contagios en niñes de 0 a 10 años, y del colapso del transporte público”.

Desde ese gremio, convocaron además a las 12 a una movilización en caravana de autos, desde el Congreso Nacional hacia el Palacio Pizzurno -sede del Ministerio de Educación- junto a Suteba y otras seccionales de conducción ‘multicolor’.

Ademys solicitó la “suspensión de clases presenciales y otras actividades no esenciales, plan de vacunación masivo para toda la población, equipos y conectividad para docentes y estudiantes, ingreso de emergencia para familias desocupadas y/o precarizada y ningún docente cesado”.