Con 27.001 contagios en un día, Vizzotti y Quirós pidieron que se use barbijo en la casa y solo se salga para ir al trabajo y a la escuela

En sus respectivas conferencias de prensa, este miércoles a la mañana, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y el ministro de Salud Fernán Quirós coincidieron en que el sistema de salud está “en tensión” y llamó a la ciudadanía a “evitar” todo tipo de actividad que “no sea prioritaria”.

El martes hubo 27.001 contagios en todo el país: 14.004 fueron en la Provincia de Buenos Aires y 2.934 en la Ciudad.

“Estamos en un momento crítico no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social y emocional. La situación es delicada y el sistema de salud está en tensión, sobre todo las camas de terapia intensiva”, advirtió Vizzotti. Y recordó que en algunas zonas de la Argentina -el AMBA entre ellas- ya han detectado “variantes (del coronavirus) de preocupación en circulación” e indicó que, aunque “no son predominantes, están en aumento”.

“Solo salgamos a trabajar, a llevar los chicos al colegio y hacer actividades indispensables. Vamos a tener que postergar festejos, cumpleaños, bautismos, reuniones sociales y de amigos. Es un momento en el que eso es clave para disminuir la transmisión. Les pedimos postergar todo aquello que se pueda postergar”, enfatizó Vizzotti.

La ministra explicó por qué es prudente colocarse el barbijo incluso en el hogar, ante las personas convivientes. “Ahora viene el invierno, vamos a tener más reuniones, más situaciones en espacios cerrados, entonces es ahí donde necesitamos usar el barbijo, aún con la gente que queremos, en la que confiamos, y aún con la que vivimos, porque si vamos a salir a hacer diferentes actividades, a la vuelta podemos haber tenido contacto con alguien asintomático o con alguien que empieza síntomas en las próximas 48 horas, y tenemos riesgo de haber contraído el virus”, explicó. 

Sin embargo, la ministra descartó nuevas medidas restrictivas: afirmó que es necesario esperar “unos días más” para “analizar el impacto de las medidas” decididas el viernes pasado.

En la misma línea, el ministro Quirós coincidió en que “hay una mutación del virus y hay circulación de nuevas cepas”. “La segunda ola es una nueva pandemia y viene en serio, con más velocidad de contagio y peligrosidad“, advirtió, tras pedir a los “dirigentes de la oposición que son más ‘anti-medidas’ que no sean irresponsables porque podemos llegar a generar una cepa nueva, la cepa Buenos Aires, Belgrano, Caballito“.

La Ciudad de Buenos Aires tampoco tiene en sus planes reducir las actividades más allá de lo decidido el viernes pasado.