Cruces entre legisladores porteños por las restricciones y la reacción del jefe de Gobierno

La decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de cuestionar las nuevas restricciones anunciadas por el gobierno nacional y judicializar la suspensión de clases presenciales generó repercusiones en la política capitalina.  

El legislador del Frente de Todos Santiago Roberto destacó: “La Ciudad tiene la tasa más alta de contagio y de letalidad producto del coronavirus. El gobierno porteño no controla ni se hace cargo de cuidar a las y los porteños. Acusan al Ejecutivo nacional que no hace nada. Le pedimos al gobierno de la Ciudad un poco más de autocrítica y que tome con seriedad el cumplimiento de los protocolos y los cuidados”.

La compañera de bancada de Roberto, Lucía Cámpora también por la red social twitter, cuestionó a Rodríguez Larreta. “Con la salud no se especula.  Durante dos meses, el Gobierno de la Ciudad  no asignó los recursos a las escuelas para sostener los protocolos. Ni siquiera garantizan las vacantes y ajustan en infraestructura escolar. No les interesan los estudiantes, ni los docentes”.

“Están en campaña electoral -agregó la diputada-. Larreta habla de los trabajadores de la salud. En CABA los enfermeros y enfermeras ni siquiera son reconocidos como profesionales de la salud.  Habla de los esfuerzos, pero omite que el sistema de salud privado ya está colapsado. ¿Qué hace al respecto?”

El jefe del bloque de Vamos Juntos, Diego García Vila, esgrimió una defensa de Rodríguez Larreta, con los mismos argumentos que otros referentes políticos del macrismo.  Apuntó a la defensa de “la autonomía”. “Acompañamos al jefe de Gobierno  Horacio Rodríguez Larreta en la defensa irrestricta de la autonomía de la Ciudad. Está  consagrada por la reforma constitucional de 1994. La Corte Suprema tiene la obligación de poner un límite al atropello del kirchnerismo a los derechos de los porteños”.