Desde el inicio de las clases presenciales, los casos de Covid en escolares aumentaron casi 300 por ciento

La segunda ola de la pandemia de coronavirus trajo un crecimiento de casos en Argentina que casi duplica al máximo de positivos del 2020. En el pico del mes de octubre de 2020, los casos rondaron los 16 mil diarios. Esta semana la cifra se ubicó por encima de los 25 mil casi todos los días.

El decreto nacional que suspendió las clases presenciales en toda el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) disparó un debate político entre  el Ejecutivo porteño y la Casa Rosada. Uno de los argumentos puestos sobre la mesa de discusión, que tiene además el condimento de que está transcurriendo el año electoral, es cuánto impacto tiene en crecimiento de los positivos la actividad escolar.

Casos por semana de la franja etaria entre 0 y 19 años.

Con ese telón de fondo, las estadísticas vuelan de un escritorio al otro. Según Horacio Rodríguez Larreta, la actividad escolar tiene baja incidencia en el crecimiento exponencial de los contagios. Fundamenta esta posición señalando que una comunidad de 700 mil personas, entre alumnos, docentes y no docentes,  se infectó sólo el 0,8 por ciento, alrededor de 6.000 casos. Claro que es mucho más difícil saber cuánto nuevos positivos produjeron esos infectados. Es un cálculo casi imposible. Sólo se sabe que a mayor circulación de personas, el virus se esparce.  

Del lado del gobierno nacional expusieron otra estadística. Es cómo crecieron los casos en personas en edad escolar, entre 0  y 19 años, desde que volvió la presencialidad a las escuelas. Los números son contundentes. En la semana 7 de este año 2021, es decir, mediados de febrero, hubo alrededor de 3.500 positivos de en todo el país en ese rango etario. Esa semana las clases comenzaron en la Ciudad.

A partir de allí, cifra de infectados en la población en edad de ir a la escuela no hizo más que crecer. Se multiplicó a nivel nacional de un modo sostenido cada semana. La estadística indica que en la semana catorce de este año, es decir, la segunda de abril, los casos en esa franja etaria fueron 12.500. Es un aumento de casi el 300 por ciento en dos meses. La polémica promete seguir.