Colapso sanitario: el gobierno porteño destina una sala del Muñiz con 18 camas a pacientes de medicina prepaga

El colapso del sistema sanitario de la Ciudad de Buenos Aires no es una amenaza. Es una realidad que está transcurriendo. Trascendió la noticia de que una sala del Hospital Muñiz, la número 20, será destinada a pacientes de empresas de medicina prepaga. El dato generó varios interrogantes: ¿Por qué se destina un espacio público para empresas privadas? ¿Será de uso exclusivo o podrá servir para cualquier paciente que se acerque al hospital?

Trabajadores  y  autoridades de área de Infectología del Muñiz hablaron con Diario Z, pidiendo reserva de su nombre. Y explicaron la situación. Lo más importante de lo que ocurre, según ellos, es que este pedido es una muestra más del desborde del sistema de salud porteño, producto del impacto de la segunda ola de Covid-19.

Según las fuentes, la sala 20 no está preparada para montar una terapia intensiva y por eso se destinará para pacientes de gravedad media. Se pondrán ahí 18 camas con asistencia respiratoria básica, pero no para cuadros graves. “Es una sala que hasta hace dos meses se destinaba a personas con tuberculosis. Nosotros la llamamos la sala comodín porque va cambiando su modo de uso según las necesidades del hospital”.

Sobre la exclusividad de las plazas, las fuentes que hablaron con este medio sostuvieron que eso, en los hechos, es imposible de aplicar. “Ya tenemos llena la terapia intensiva. Si mañana llega un paciente que necesita asistencia respiratoria, lo tendremos que derivar ahí. Lo mismo si se nos desborda la terapia. Si hay una cama libre, se usará”.

Un dato que preocupaba a quienes hablaron con este medio, que aclararon que no tuvieron acceso al contrato entre las prepagas el gobierno de la Ciudad, era qué trabajadores se iban a ocupar de la sala 20. El personal del hospital, explicaron, está “extenuado”. Y no tiene capacidad de atender a 18 pacientes más. Desde la dirección del hospital les dijeron que las propias empresas mandarían personal, aunque no está del todo claro.  

Las mismas fuentes aseguraron que en el Muñiz no queda una sola plaza para cuidados intensivos. Todo está ocupado por pacientes con Covid. “El colapso del sistema no es una amenaza. Ya ocurrió”.