Extender el paro y reclamos de virtualidad por escuela, las medidas que evalúan los docentes para “defender la vida”

Este viernes se cumple el quinto de día de paro docente en la Ciudad de Buenos Aires. Los principales sindicatos a agrupan a los trabajadores de la educación rechazaron la cautelar de la Justicia porteña que pretendió anular el DNU presidencial que suspendió las clases presenciales en el AMBA durante 15 días. De hecho el miercoles anterior al DNU los gremios habían parado por volver a la virtualidad.   

Los dos gremios principales de la CABA son UTE-Ctera, que nuclea la mayoría de los docentes y Ademys, con fuerza en la enseñanza media. Ambos gremios sostuvieron durante esta semana que el acatamiento a la huelga alcanzó el 90 por ciento de los maestros y que las escuelas estuvieron semivacías.

En el caso de Sadop, que nuclea a los profesores de educación privada, la decisión no fue el paro sino dar clases virtuales. Este sindicato tuvo este jueves 22 de abril una reunión con la cámara empresarial del sector y el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta. En ese encuentro se intentó buscar un punto intermedio para que los maestros que optaran por enseñar de modo virtual no fueran sancionados y que a los alumnos que no asistieran a los establecimientos no se les computara las faltas.

El interrogante es: ¿cómo seguirá el conflicto la próxima semana? Las señales que emanan de la Corte Suprema de Justicia sugieranque la decisión que puede zanjar definitivamente el conflicto legal por las clases presenciales difícilmente  llegue en los primeros días de la semana.

Los gremios docentes evalúan diversos escenarios. Desde UTE le dijeron a Diario Z  que mañana tienen un plenario en el que se evaluará la situación y se pondrán opciones para “seguir defendiendo la vida”. Reconocieron que “no es fácil” seguir con el paro durante una semana más, pero que no está descartado.

Ademys también considera varias alternativas. Entre ellas está decretar un nuevo paro por 48 horas para lunes y martes de la próxima semana. Además, desde el sindicato destacaron que hay un pase a las clases virtuales de hecho en muchos establecimientos. “Se están presentando recursos por escuela que piden el pase a la virtualidad. Y muchísimas ya decidieron hacerlo, amparándose en el decreto nacional, que el gobierno porteño incumple”, le dijo a Diario Z Amanda Martínez, secretaria gremial de Ademys.