Gremios docentes anuncian que “las medidas de fuerza seguirán”, mientras el gobierno de CABA “niegue la crisis sanitaria”

Mientras el Gobierno porteño no revise su posición respecto de las clases presenciales, los principales sindicatos docentes de la CABA  tampoco modificarán la suya. Esto es lo que señaló el secretario adjunto de UTE-Ctera Eduardo López, y lo que aseguraron desde el gremio Ademys ante consultas de Diario Z.  

“No habrá clases hasta el viernes en la Ciudad, si todo sigue igual”, declaró López en FM La Patriada. Y definió al ejecutivo de Horacio Rodríguez Larreta como “negacionista sanitario”.

Este lunes se inició la segunda semana de vigencia del DNU presidencial que estableció las clases virtuales en el (AMBA) por 15 días. El gobierno porteño-se sabe- no acata la medida y la judicializó.

El referente de UTE informó que su gremio está llevando a cabo la “sexta jornada de paro en defensa de la vida y la salud. Nuestras vidas valen más que la campaña de Larreta”.

“No habrá clases hasta el viernes en la Ciudad. Nuestras vidas valen más que la campaña de Larreta”

Eduardo López, secretario adjunto de UTE-Ctera

“Es un paro contra el negacionismo sanitario-sostuvo-. Hoy las escuelas están vacías y casi no hay clases a distancia. Hubo más clases en abril del año pasado, virtuales, que este mes. La diferencia es que este es un año electoral”.

López reiteró los indicadores que había informado UTE el fin de semana. “De cada 100 integrantes de la comunidad educativa, cinco están con presencialidad. El resto, o está de huelga, o está enfermo con Covid, o aislado por contacto estrecho, o dando clases a distancia, mediante un acuerdo de las familias con la escuela”.

El referente denunció que el Ejecutivo porteño “amenaza a los docentes con descontar los días” y también “presionan a los padres con sacarles la vacante si no llevan los chicos a la escuela”. “Lo han dicho los funcionarios y algunos directivos. Está escrito y lo dicen en las reuniones”.

Una de las dificultades para sostener un paro siempre es que se descuentan los días no trabajados y hasta que algún fallo judicial revierta esta acción pasa mucho tiempo. Por eso López destacó que UTE abrirá “una cuenta bancaria solidaria para recibir donaciones. Serán destinadas a canastas de comida para los docentes, a quienes les descuentan los días”. “Esas canastas se repartirán en los nodos de la economía popular. Vamos seguir luchando porque primero está la vida”.

Desde Ademys, que luego de UTE es el sindicato que más docentes nuclea, plantearon una tesitura similar. Amanda Martínez, delegada gremial, le dijo a este medio que mañana “habrá una asamblea para evaluar la situación”. “Si el gobierno porteño no cambia su postura, seguirán las medidas de fuerza”, remarcó.