Murió un trabajador del subte: 500 contagiados y 11 fallecidos

Otro trabajador del subte de la Ciudad murió por Covid. Se trata de Ricardo Markus, quien cumplía funciones en el Taller Rancagua, de la Línea B. Con esta muerte ya suman 11 los fallecidos por coronavirus entre la plantilla de empleados de Metrovías y casi 500 contagiados. Desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) exigieron a la empresa el cumplimiento de los protocolos, y al gobierno porteño mayor control de los pasajeros.

“Lamentamos informar el fallecimiento del compañero Ricardo Markus, enviamos nuestras condolencias a su familia, amigos y compañeros”, tuiteó la cuenta de Salud Laboral de AGTSyP.

“Ricardo era un histórico luchador del Taller Rancagua”, dijo a Diario Z Alejandro Spizzamiglio. “Hay casi 500 trabajadores que han tenido Covid. Más de 400 se han recuperado, pero tenemos 11 fallecidos, el último compañero falleció ayer. Es una situación muy acuciante. Nos estamos contagiando mucho más rápido y en más cantidad, en todas las secciones de trabajo”, señaló a este medio Francisco Ledesma, secretario de Salud Laboral de AGTSyP.

Markus se encontraba dispensado, al igual que el resto de sus compañeros del Taller Rancagua, ya que el año pasado fueron licenciados luego de que realizaran una protesta por la presencia de asbesto entre sus materiales de trabajo. “Tenemos un montón compañeros con cáncer de pulmón, ensanchamiento de pleura y otros problemas derivados del asbesto. Cuando empezó el ASPO hicimos una protesta, intervino la Justicia y nos mandaron a nuestras casas hasta que terminaran el retiro del asbesto, pero las obras vienen muy lentas, a cuentagotas”, agregó Spizzamiglio.

Por su parte, Ledesma consideró que el principal foco de conflicto se encuentra en la interpretación que hace Metrovías del protocolo distribuido por el Ministerio de Salud de la Nación. “La discusión se centra en cómo actuar frente a casos positivos, los contactos estrechos y los casos sospechosos”, indicó. El punto más grave del desacuerdo se centra en el tiempo de aislamiento. Para la empresa, según explicó Ledesma, si alguien es considerado como caso sospechoso o es un contacto estrecho de un caso positivo, igual debe concurrir a su lugar de trabajo. “Si te hacés un hisopado y te da negativo, tenés que volver a trabajar. Pero el protocolo dice que si te hacen un hisopado  por contacto estrecho, aunque de negativo, igual tenés que hacer una cuarentena de 14 días. Acá la empresa te obliga a venir a trabajar igual”, denunció.

La situación es tan preocupante que incluso la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se declaró en “alerta” por el “alarmante” incremento de los casos de coronavirus entre los trabajadores del subte. “Si nuestros usuarios asumen un alto riesgo de contagio al utilizar la red de subterráneos y Premetro, cuanto más lo padecen nuestros trabajadores durante toda su jornada laboral. El contagio durante el viaje no resulta siquiera comparable con la exposición al contagio en nuestro ambiente de trabajo y todo lo indicado en los protocolos implementados es insuficiente”, afirmó la UTA en un comunicado.

“Hay angustia y bronca entre los trabajadores. Con la vida no se negocia. La empresa tiene que respetar los protocolos”, agregó Ledesma.

Tanto AGTSyP como la UTA también le exigieron al Gobierno de la Ciudad que sólo utilicen el subte trabajadores esenciales y que se refuerce los controles sanitarios en cada estación de subte, a través de la medición de temperatura corporal de los pasajeros, la incorporación de mecanismos de circulación y purificación de aire y el control del cumplimiento de las medidas de prevención -uso de tapabocas y distanciamiento- por parte de los usuarios.